Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alianza público-privada

Adjudican construcción de aeropuerto internacional en Honduras

Se estima que el proyecto tendrá un costo de 107 millones de dólares.

Foto EDH/ Archivo

Foto EDH/ Archivo

Foto EDH/ Archivo

TEGUCIGALPA. La Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (Coalianza) de Honduras adjudicó a una empresa el contrato de diseño, financiamiento, construcción y mantenimiento del Aeropuerto Internacional de Palmerola, según informó la entidad, en su sitio de internet.

La nueva terminal aérea tendrá un costo estimado de 107 millones de dólares, de los cuales el Estado hondureño planea aportar 30 millones.

El aeropuerto internacional estará ubicado en la carretera entre Tegucigalpa y San Pedro Sula, en el municipio de Comayagua.

Según informó Coalianza, el proyecto fue adjudicado a la Constructora de Servicios Aeroportuarios Integrados S.A. (SAISA).

SAISA es una empresa hondureña especializada en servicios aeroportuarios y "con gran experiencia en construcción y administración de infraestructura aeroportuaria", añadió Coalianza, en el comunicado de prensa.

El contrato tiene una duración de 30 años a partir del inicio de las operaciones; al finalizar este período, será regresado al Estado de Honduras.

Palmerola garantizará la seguridad aeroportuaria

El Aeropuerto Internacional de Toncontín, que anualmente es utilizado por cerca de 560 mil pasajeros, fue catalogado por History Channel como el segundo aeropuerto más peligroso del mundo.

En Toncontín han ocurrido diez accidentes aéreos, siete de ellos fatales. Estos hechos han estado asociados a los dos principales factores de riesgo que presenta este aeropuerto, tiene la pista más corta de un aeropuerto internacional con vuelos comerciales y las condiciones del terreno son extremas, pues está cercado por montañas y zonas residenciales, lo que dificulta los descensos, obliga a realizar aproximaciones escalonadas y requiere aterrizajes sin margen de error. De hecho, este aeropuerto requiere procedimientos de aproximación especiales y las tripulaciones que operan allí deben recibir entrenamiento específico.

Si bien se realizaron algunas mejoras tras los últimos accidentes, la pista de Toncontín sigue siendo corta y el entorno continúa siendo un factor de alto riesgo para los aterrizajes. Por ello, el Gobierno de Honduras plantea la urgencia de dar solución definitiva con miras a garantizar la integridad de los hondureños y sus visitantes.

El Aeropuerto Internacional de Palmerola será moderno, seguro y eficiente, y cumplirá todas las especificaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), agencia de las Naciones Unidas que regula la aviación civil a nivel mundial.

El lugar dónde se construirá el nuevo Aeropuerto cuenta con una pista de 2,440 metros de longitud, suficiente para garantizar la operación de aeronaves comerciales de fuselaje estrecho sin restricciones, y de fuselaje ancho con bajas restricciones a destinos de largo radio. Asimismo, se construirá una torre de control, terminales de pasajeros y de carga, y una completa red vial y peatonal para facilitar el acceso.

Según el cronograma del proyecto, las obras iniciarán el primer semestre del 2015 y el aeropuerto estará listo en el segundo semestre del 2016. Se prevé que en el 2045 el Aeropuerto Internacional de Palmerola alcanzará los 1.8 millones de pasajeros en un escenario conservador, y los 2,1 millones de pasajeros en el escenario base. Adicionalmente a los tráficos estimados, se podría presentar un incremento extra debido a una mayor liberalización del transporte aéreo con la posible entrada de las aerolíneas de bajo costo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación