Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El yoga tendrá su Día Internacional

A partir del 21 de junio próximo, el mundo celebrará el día de esta disciplina milenaria

Con sus diversas prácticas físicas, espirituales y meditativas, el yoga brinda beneficios para el bienestar integral. foto EDH

Con sus diversas prácticas físicas, espirituales y meditativas, el yoga brinda beneficios para el bienestar integral. foto EDH

Con sus diversas prácticas físicas, espirituales y meditativas, el yoga brinda beneficios para el bienestar integral. foto EDH

La Asamblea General de la ONU aprobó ayer que cada 21 de junio sea el Día Internacional del Yoga, a partir de una iniciativa defendida inicialmente por India y apoyada por más de un centenar de países.

Se integra a una larga lista de motivos designados por la ONU o sus agencias como días internacionales, que se conmemoran de distintas formas, tanto en la sede central de Naciones Unidas como en las de sus agencias.

En total, por lo menos en el calendario de este año, hay 124 días internacionales. Se incluyen fechas claves, como el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) o el Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre).

Hay otros con motivos menos señalados, como el Día Internacional de la Felicidad (20 de marzo), el Día Internacional del Jazz (30 de abril), el Día Internacional de las Viudas (23 de junio) o el Día Internacional del Retrete (19 de noviembre).

Ahora le ha tocado al yoga. Se celebrará desde el año próximo después del Día Internacional de los Refugiados y dos días antes del Día Internacional de las Viudas.

El texto de la propuesta para sumar al yoga a esta larga lista de celebraciones citó la importancia de que la gente "adopte decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud".

Y por ello, "el yoga ofrece un enfoque holístico de la salud y el bienestar", por lo que difundir sus ventajas "sería beneficioso para la salud mundial", de acuerdo con la propuesta que fue hecha el 7 de noviembre pasado y que trató ayer la Asamblea General.

El proyecto fue aprobado unánimemente, con el patrocinio de 170 países, según hizo notar el diplomático portugués Álvaro Mendonça, a nombre del presidente de la Asamblea General, el ugandés Sam Kutesa.

"Por siglos, la gente de todos los ámbitos de la vida ha practicado el yoga, reconociendo su encarnación única de unidad entre la mente y el cuerpo", expresó el representante permanente de Portugal ante la ONU.

La propuesta fue hecha inicialmente por el primer ministro indio, Narendra Modi, cuando habló ante la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre pasado.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el yoga "puede reducir los ataques de asma, las técnicas de tai chi pueden ayudar a las personas de edad avanzada a reducir su miedo a las caídas, y la medicina tradicional puede afectar las enfermedades infecciosas".

Esta disciplina milenaria fortalece los músculos y huesos, retrasa el proceso de envejecimiento, aumenta la energía vital, da flexibilidad y equilibrio, oxigena y limpia nuestros órganos, beneficia nuestro sistema cardiovascular, endocrino, digestivo y respiratorio. En El Salvador existen varios lugares donde se enseña desde los últimos años. -EFE/EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación