Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿De vuelta al trabajo? Controle el estrés al regresar de sus vacaciones

¿De vuelta al trabajo? Controle el estrés al regresar de sus vacaciones

¿De vuelta al trabajo? Controle el estrés al regresar de sus vacaciones

¿De vuelta al trabajo? Controle el estrés al regresar de sus vacaciones

Cuando las horas de relax a la orilla del mar, las comidas con amigos, los paseos al atardecer y las tranquilas mañanas sin el sonido del despertador quedan atrás, el momento de volver al trabajo y recuperar la rutina de la actividad laboral, en algunos casos, se convierte en un verdadero motivo de angustia que puede llegar a desencadenar el denominado síndrome posvacacional.

"Se trata de un trastorno adaptativo en el que la persona responde con sintomatología clínica a un estrés específico: la vuelta al trabajo. Esto ocurre porque la persona, que viene de un periodo de descanso, no se ve capaz de responder al alto número de demandas que supone la vuelta al trabajo", explica Miquel Casas, psicólogo clínico y miembro de la plataforma "TopDoctors.es".

Este facultativo afirma que, por lo general, estos síntomas desaparecen en unas semanas, cuando el organismo consigue habituarse a responder a dichas demandas.

Por su parte, especialistas de la Clínica Universidad de Navarra señalan que este síndrome puede cursar de diversas formas.

"Lo habitual es padecer un cuadro de debilidad generalizada y astenia. Puede haber problemas de insomnio, que conviven con una somnolencia importante a lo largo del día. Además, la capacidad de concentración se ve limitada, así como la tolerancia al trabajo", describen.

El experto sostiene que el síndrome posvacacional es "un reflejo de angustias en el marco laboral y nos está indicando que algo anda mal en el trabajo".

Para evitar su aparición, Casas recomienda planificar adecuadamente las tareas laborales; adaptar rápidamente las actividades extra laborales a la rutina típica del periodo de trabajo; y practicar ejercicio físico.

"Es aconsejable que durante los últimos días de vacaciones adaptemos los horarios para acercarlos más a los que tendremos durante la actividad laboral. Por ejemplo, podemos dejar de dormir siestas y despertarnos algo más temprano", recomienda.

Si, a pesar de seguir estas pautas, el trabajador se encuentra sometido a un elevado nivel de malestar, tanto físico como psicológico en su readaptación a la actividad laboral, tiene una sintomatología intensa o los síntomas no remiten pasados dos o tres días, el doctor Casas aconseja solicitar ayuda profesional. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación