Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Valérie Trierweiler

Valérie Trierweiler

Valérie Trierweiler

Valérie Trierweiler

Su imagen en Francia es de una mujer encantadora, de estilo discreto y bajo perfil, pero de carácter.

Valérie Trierweiler detesta que la llamen primera dama, prefiere que se refieran a ella como la "compañera" o "pareja" del Presidente francés, Francois Hollande, o simplemente como una periodista de larga trayectoria.

Nació el 16 de febrero de 1965 y fue bautizada Valérie Massonneau, apellido de una familia fundadora y propietaria de bancos de la ciudad de Angers, que quedó en la ruina durante la Segunda Guerra Mundial.

Creció como la quinta de seis hermanos, en un pequeño apartamento de protección social, lleno de libros, mientras que su madre trabajaba como cajera en una pista de patinaje sobre hielo. "No eran burgueses, pero tampoco gente de un medio popular", contó un vecino de la familia.

Muy joven se casó con Frank, un amigo de infancia, luego se separó y volvió a casarse con el filósofo y jefe de redacción de Paris Match, Denis Trierweiler, padre de sus tres hijos (hoy adolescentes) y de quien conserva su apellido por estar en trámite su divorcio.

Conoció a Hollande cuando tenía 23 años y acababa de estudiar Historia y Ciencias Políticas en La Sorbona. En ese entonces él tenía 34 años y trabajaba como consejero de Mitterrand.

Según la prensa francesa, su relación con Hollande se remonta a 2000, cuando esté estaba todavía oficialmente con la que iba a ser candidata socialista en las elecciones de 2007, compañera de cuatro décadas y madre de sus cuatro hijos, Ségolène Royal

Sin embargo, el romance no se hizo público hasta hace año y medio, cuando Hollande proclamó en la portada de la revista Gala su amor a "la mujer de su vida", poco antes de ser elegido Presidente en 2012.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación