Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vacuna contra vph puede aplicarse junto con otras

Según los expertos, Los médicos no deben dudar y aplicar la vacuna contra el VPH con otras vacunas en la adolescencia

Vacuna contra vph puede aplicarse junto con otras

Vacuna contra vph puede aplicarse junto con otras

Vacuna contra vph puede aplicarse junto con otras

La respuesta inmunológica y el perfil de seguridad de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) son similares, ya sea si esta se administra sola o con otras vacunas, según revela una revisión de la literatura clínica que realizó el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

"A menudo existe la posibilidad de aplicar la vacuna contra el VPH cuando se les administran otras vacunas a los niños de 11 o 12 años", dijo por e-mail la doctora Eileen F. Dunne, de la División de Prevención de las enfermedades de transmisión sexual del CDC en Atlanta.

"Los médicos no deben dudar y aplicar la vacuna contra el VPH con otras vacunas en la adolescencia", agregó.

La Comisión Asesora de Prácticas de Inmunización (ACIP, por su sigla en inglés) recomienda vacunar contra el VPH a las personas entre los 11 y 12 años, y las recomendaciones respaldan su uso junto con otras vacunas.

El equipo de Dunne revisó un ensayo clínico a doble ciego y ocho estudios controlados abiertos para evaluar la inmunogenicidad y la seguridad de la vacuna contra el VPH administrada junto con otras vacunas, según publica el equipo en Vaccine.

En la mayoría de los casos, las otras vacunas se habían administrado con la primera dosis de la vacuna contra el VPH, pero en algunos estudios, las vacunas contra la hepatitis B o las hepatitis A y B se habían administrado con la segunda y/o tercera dosis de la vacuna contra el VPH.

En todos los estudios sobre inmunogenicidad del VPH versus un grupo control, las tasas de seroconversión superaron el 99.5 por ciento y los títulos geométricos promedio para todas las vacunas contra el VPH no fueron inferiores en los grupos en los que la vacuna contra el VPH se había coadministrado con otras vacunas.

La infección por HPV generalmente es silente, por lo cual no produce síntomas o signos clínicos evidentes, provocando que un gran número de personas estén infectadas sin saberlo, lo cual constituye un problema tanto para el infectado como para su pareja sexual.

Los estudios de prevalencia muestran que las zonas de mayor presencia del virus son en poblaciones jóvenes de África y América Latina. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación