Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La uveítis es más dañina y común de lo que parece

Es la hinchazón de la úvea, una parte del ojo llena de arterias y venas

La uveítis es más dañina y común de lo que parece

La uveítis es más dañina y común de lo que parece

La uveítis es más dañina y común de lo que parece

La irritación o el enrojecimiento de los ojos no siempre debe tomarse como algo pasajero. En algunas ocasiones puede tratarse de una uveítis, una enfermedad que es más común de lo que parece y que puede llegar a causar serios daños a la visión.

La uveítis es la hinchazón de la úvea, la capa media del ojo que suministra la mayor parte del flujo sanguíneo a la retina. Se encuentra atrás de la parte blanca del ojo.

"Es una enfermedad bastante común en las consultas que recibimos nosotros", afirmó el doctor Rigoberto Cartagena, de Fudem, fundación que brinda los servicios de consulta en salud visual.

La uveítis representa el 0.05 % de las consultas de Fudem, que a diario recibe 1,200 consultas en los cuatro Centros de Salud Visual, según cifras proportcionadas por la organización.

La inflamación se debe a múltiples causas, entre ellas golpes o después de una cirugía. Está asociada a otras enfermedades como artritis, sida, espondilitis anquilosante, enfermedad de Behcet, retinitis por CMV, infección por herpes zóster, histoplasmosis, enfermedad de Kawasaki, psoriasis, sarcoidosis, toxoplasmosis, sífilis, entre otras.

"Lo más importante cuando se da un caso de uveítis es diagnosticar la causa. Se le tiene que hacer al paciente una serie de estudios para conocer qué la provoca. Incluso hay casos que después de hacer todos estos exámenes aún no se logra saber la causa", dijo el oftalmólogo.

Algunos síntomas de esta afección son visión borrosa, percepción de moscas volantes en la visión, dolor y enrojecimiento del ojo y sensibilidad a la luz, explica la página especializada en salud www.medlineplus.com.

Según el doctor Cartagena, la uveítis se presenta con más frecuencia entre adultos jóvenes y mujeres.

"El tratamiento se da con esteroides, pero deben usarse con cuidado y por un tiempo determinado porque su uso puede traer complicaciones", advirtió el especialista de Fudem.

Si se presentan varios de estos síntomas es importante no automedicarse y visitar al oftalmólogo. En muchos casos la uveítis es confundida con una conjuntivitis.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación