Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Uribe: "Los lectores van a leer en Semana Santa libros salvadoreños"

La Feria Internacional de Libros contó con una oferta mayor de autores y editoriales nacionales

Los visitantes tuvieron a la mano una vasta selección de libros nacionales. Foto EDH/ archivo

Los visitantes tuvieron a la mano una vasta selección de libros nacionales. Foto EDH/ archivo

Los visitantes tuvieron a la mano una vasta selección de libros nacionales. Foto EDH/ archivo

La literatura nacional se vistió de largo durante diez días consecutivos, para celebrar la XVIII Feria Internacional del Libro en Centroamérica (Filcen).

Más de una semana en la que los lectores y autores tuvieron la posibilidad de interactuar en un espacio dedicado únicamente a la promoción cultural de los libros.

Aunque, en cuanto a la cantidad de expositores participantes, esta Filcen ha sido de las más pequeñas, "ha sido la más completa en actividades culturales, además de una importante vitrina para la actividad editorial nacional", afirmó una de las organizadoras del evento, Marta Uribe.

Carlos Clará, poeta y editor salvadoreño, destacó que "ninguna feria, mucho menos la Filcen, se había desarrollado en El Salvador en los últimos dos años. Y este año la tuvimos con la centroamericana".

También enfatizó que es importante recordar que "por primera vez, San Salvador fue sede del Congreso Iberoamericano de Editores. Nuestra industria es incipiente, pero hay un eslabón de la cadena que siempre ha necesitado más fortaleza".

Clará se refiere a la formación de los editores. Por ello, resaltó el hecho que los editores nacionales hayan podido tener un diálogo con editores internacionales, pues es un escalón más para que la industria editorial de El Salvador tenga peso y renombre fuera de nuestras fronteras.

Esto se enlaza con la Filcen, como explica Marta Uribe, pues "la oferta que encontraron los visitantes fue, en su mayoría, la que produce el talento nacional ... Los lectores, a partir de esta experiencia diferente, van a leer en Semana Santa libros salvadoreños, escritos por salvadoreños y publicados por editoriales salvadoreñas", enfatizó.

Uribe, además, señaló que en la actualidad "se está leyendo más que nunca en el mundo, y el libro de papel sigue siendo el preferido, aún cuando los lectores digitales van en aumento".

A pesar del éxito y de la importancia que ha tenido la Filcen 2014, tanto Clará como Uribe coinciden al opinar que falta mucho camino por recorrer en cuanto a la industria editorial, el hábito de lectura y el consumo de literatura nacional en El Salvador.

"Espero que haya una Feria Nacional del Libro", expresó Clará, resaltando la importancia que tiene que organismos como la Cámara Salvadoreña del Libro le dé más relevancia a los autores y editores nacionales.

Por su parte, Uribe aseveró que la responsabilidad social de las empresas debería enfocarse en la promoción de la lectura y la creación de un hábito de lectura. Esto se debe a que esta es la única herramienta con la que se cuenta para que los ciudadanos se conviertan en individuos críticos y responsables.

"Hace falta mucho trabajo en el ambiente nacional, para que las Ferias del Libro (sean) esperadas como hoy esperamos el Mundial de Fútbol", concluyó Uribe.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación