Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Una técnica ambulatoria extrae los cálculos biliares

Para las complicaciones de cálculos en la vesícula se emplea un procedimiento quirúrgico endoscópico mínimo invasivo

Una técnica ambulatoria extrae los cálculos biliares

Una técnica ambulatoria extrae los cálculos biliares

Una técnica ambulatoria extrae los cálculos biliares

La ocupación total o parcial del conducto biliar (colédoco) por cálculos (piedras) produciendo obstrucción del mismo provoca lo que se llama coledocolitiasis.

De acuerdo con el doctor Majayín Comandari, del Centro de Cirugía Ambulatoria, Ceciam, "Cuando la vesícula tiene cálculos es factible que alguno migre hacia el conducto biliar o incluso que ahí "nazca" una piedra".

Para brindar un efectivo y rápido alivio al paciente, lo mejor es efectuar una Colangio Pancreatografía Retrógrada Endoscópica (ERCP, por sus siglas en inglés).

Es un procedimiento quirúrgico endoscópico que utiliza un aparato diseñado especialmente para operar y manejar la mayoría de enfermedades obstructivas del conducto biliar y pancreático.

"Parece un endoscopio que entra por la boca, el paciente está sedado en Rayos X, en una máquina llamada fluoroscopio, y no en sala de operaciones", explica el doctor Comandari.

Lo que se hace es buscar en el intestino delgado, específicamente en el duodeno, un orificio llamado papila duodenal, que es donde se drena la bilis y el páncreas. Se entra en él por medio de un catéter, se inyecta un material de contraste que dibuja los conductos biliares y luego se hace la radiografía para diagnosticar lo que está ocurriendo.

Después con un catéter especial, que es un bisturí con electrotermia, se corta la papila y se introduce otro catéter que abre, pesca el cálculo, lo jala y lo deposita en el intestino para que luego sea evacuado.

"Con eso se desobstruye el conducto y se evita la cirugía tradicional que se realizaba antes, o que se realiza aún en centros donde se carece de tecnología, en la que se abre al paciente para remover la vesícula, abrir el conducto y retirar los cálculos. Pero en la que además dejan drenos para la bilis por un mes y luego los retiran", explica Comandari.

Otra ventaja es que el ERCP es un procedimiento ambulatorio que se realiza en unos 30 minutos y la incapacidad es mucho menor. De manera que si no hay inconvenientes en un par de días la persona puede incorporarse a sus actividades normales. "En caso de presentar dolor, cólicos o vómitos se indica algún medicamento y descanso de dos a tres días", señala el médico.

La coledocolitiasis es un mal que puede presentarse sin síntomas, cuando la obstrucción es leve, pero lo común es que el paciente experimente cólicos en la parte alta y derecha del abdomen. Además puede aparecer ictericia (coloración amarillenta de piel y ojos) y coloración oscura de la orina (coluria).

Por otro lado si la obstrucción se acompaña de una contaminación bacteriana se produce una infección de la bilis lo que ocasiona malestar general, fiebre y escalofríos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación