Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Trazos nicaragüenses hablan de evolución

La pintora Mariú de Lacayo exhibirá una muestra de su obra desde mañana en la Galería 123. Ella es una figura pionera en el gremio de mujeres pintoras de Centroamérica

Una de las obras de la artista nicaragüense, quien afirma que para ella crear es lo más sublime. Disfruta de experimentar.

Una de las obras de la artista nicaragüense, quien afirma que para ella crear es lo más sublime. Disfruta de experimentar.

Una de las obras de la artista nicaragüense, quien afirma que para ella crear es lo más sublime. Disfruta de experimentar.

Mariú de Lacayo es una pintora nicaragüense que ha realizado estudios en distintas partes del mundo, incluyendo México y Barcelona. También ha tenido exposiciones en distintas galerías de Latinoamérica.

Esta semana comparte una muestra de su propuesta artística con los amantes del arte en El Salvador. Ella quiere dejarse ver, que Centroamérica conozca su lenguaje y disfrute de su talento.

¿Qué busca obtener con su propuesta artística?

Darme a conocer en otros países. Salir de mi país es un reto muy grande; cruzar fronteras es lo que todo artista sueña eventualmente poder lograr, y es muy satisfactorio para mí.

¿Cree que hay apoyo a los artistas centroamericanos?

Considero que en mi país hay poco apoyo al artista. Para comenzar la parte formativa es muy pobre y luego hay muy pocas galerías de arte. Creo que en el resto de nuestros países centroamericanos hay mucho talento desperdiciado por falta de información y de seguimiento a sus trabajos. Los artistas somos una parte importante de la sociedad y en estos países no tenemos muchas oportunidades de crecer.

¿Cuál es la importancia de la pintura para una sociedad? ¿Del arte en general?

La pintura une, identifica un pueblo, una cultura, marca tendencias, cambios en la sociedad, cambios en las épocas. Considero que está vinculado con la ciencia y con los grandes descubrimientos científicos. Creo que todo lo magnifico y deslumbrante nace del arte en general.

¿Cuál ha sido su reto más grande en el negocio? ¿Su reto más grande en el arte?

Mi reto más grande es satisfacer mi trabajo como artista, pues soy muy autocrítica. Son muchos los retos de un artista, pero hay que avanzar siempre. El arte es infinito y la satisfacción aún más.

¿Cuál es su pieza favorita o con la que más se identifica en este momento?

Mi pieza favorita es la que oxigena de alguna manera mi arte, la que me lleva a una continuidad sin dejar de satisfacer mi exploración.

¿Cuáles son los retos para una mujer en el mundo internacional del arte?

En el mundo internacional del arte, la mujer tiene en sus manos buenas oportunidades. Ella representa la evolución total de la cultura en la modernidad. Hoy, en el arte, competimos de igual a igual hombres y mujeres. Creo que el mayor desafío es lograr penetrar en el mercado globalizado sin importar el sexo: que el buen arte se valore como tal y que donde exista un buen artista se le valore como tal y se le de la oportunidad de volar.

¿Cuáles serían sus recomendaciones para una persona que inicia en el oficio de crear arte?

Crear es lo más sublime. Es darte al mundo. Nunca se termina, por lo menos yo no termino, y siempre estoy experimentando. Es toda una evolución, una necesidad de proyectarte y un continuo renovarte. Es como si quisieras llegar a alguna parte, aunque nunca puedas detenerte, aunque nunca llegues.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación