Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Trabajadores de Secultura piden reasignación de fondos

Empleados de la institución afirman que hay despilfarro y falta de transparencia en uso de dinero

Empleados de distintas áreas de la Secultura llegaron a la Asamblea Legislativa. Foto EDH / Marvin Recinos

Empleados de distintas áreas de la Secultura llegaron a la Asamblea Legislativa. Foto EDH / Marvin Recinos

Empleados de distintas áreas de la Secultura llegaron a la Asamblea Legislativa. Foto EDH / Marvin Recinos

El sindicato de los trabajadores de la Secretaría de Cultura (Sitrasec) se hicieron presentes el día de ayer en la Asamblea Legislativa y exigieron que les sea pagado el escalafón que lograron gracias a un acuerdo en 2010. La medida busca incidir en el presupuesto que se le otorgará en 2014 a la institución en la trabajan. "Agotamos todas la negociaciones con la secretaria de Cultura, Ana Magdalena Granadino y estamos pidiéndole a los diputados de la Asamblea Legislativa —Comisión de Hacienda— que puedan reorientar el presupuesto que la institución tiene para poder hacer efectivo el escalafón que estamos pidiendo y que se nos adeuda desde el año 2010", declaró a este medio José Mauro Villatoro, secretario de comunicaciones de Sitrasec.

A pesar de que el presidente Funes ha dicho que no existen recursos financieros para solventar las demandas de aumento salarial, Villatoro manifestó al respecto que por eso quieren insistirle a la Asamblea sobre la reasignación del dinero, porque "no estamos pidiendo un peso más. Como denunciamos meses atrás, Magdalena Granadino está alquilando bienes. El más reciente fue para el Sistema de Coros y Orquestas que incluye alquiler del inmueble, remodelación, pago de servicios, pago de vigilancia. Todo eso suma más de 400 mil dólares. Esos son gastos innecesarios", recalcó el portavoz.

El descontento de cómo las máximas autoridades de Secultura están manejando la institución ha llegado a todos los trabajadores. No fue extraño ver a músicos, comunicadores institucionales, equipo de audivisuales y de otras dependencias como el Museo Nacional de Antropología (Muna) exigiendo transparencia en el uso de los fondos que le asignan a la institución.

El pasado martes 15 de octubre se hizo llegar una petición a la Asamblea Legislativa y la firmaban los trabajadores de Secultura, quienes solicitaron una auditoría financiara y de gestión. Los señalados fueron Ana Magdalena Granadino y el director de Relaciones Internacionales y Cooperación, Alejo Campos.

Sobre Alejo Campos, los sindicalistas afirmaron que tiene que investigarse el número de asistentes que el funcionario tiene, pues ellos creen que son plazas privilegiadas en las que se paga un elevado salario. Al pedir pruebas, el sindicato respondió que "vayan a la oficina de Alejo y cuenten el número de personas que trabajan para él. A él no lo van a encontrar porque siempre anda en sus negocios".

Represalias

El Diario de Hoy publicó el pasado miércoles 16 la noticia "Réquiem por una orquesta", en la cual se hablaba de la condición adversa en la que está la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES). El texto cita a una persona que forma parte del conjunto musical. Tras las declaraciones, las autoridades de Secultura quieren amonestar a todos los músicos. Por eso, algunos de ellos se hicieron presentes a la Asamblea y suspendieron su ensayo para el concierto que darán el próximo 23 de octubre luego que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mejor conocida como FAO (Food and Agriculture Organization por sus siglas en inglés) declarara a la OSES "Embajadores de buena voluntad".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación