Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tortícolis, ese molesto dolor en el cuello

Se trata de una contractura en los músculos del cuello que provoca dolor e impide la movilidad. Se diagnostica con rayos X y resonancia magnética

ilustración edh /

ilustración edh /

ilustración edh /

La tortícolis o cervicalgia es una contracción prolongada de los músculos del cuello que provoca dolor e incapacidad de movimiento.

De acuerdo con el neurocirujano Rafael Martínez, del Hospital de Diagnóstico, "se trata de un espasmo cervical que provoca una inclinación de la cabeza hacia el lado más contracturado del cuello. El dolor puede darse en los músculos de la base de la nuca y recorrer todo el cuello y puede incluso irradiar hacia los hombros".

Las causas, de acuerdo con el profesional, pueden ser variadas. Por ejemplo, explica, una lesión de la vértebra como una hernia de disco a nivel cervical o una osteoartritis (inflamación de las articulaciones) puede ocasionar una contractura muscular. En este caso es una especie de mecanismo de defensa del cuerpo para que la persona no mueva el cuello.

"Pero hay algunas situaciones que no son mecanismos de defensa, como por ejemplo el espasmo de cuello que se da cuando la persona tiene preocupaciones, estrés o ansiedad. Esto hace que cambien los neurotransmisores, como la dopamina y serotonina, incrementando así el dolor", aclara Martínez.

Pero la tortícolis también pueden ser causada por un mal movimiento o un trauma, lo que se conoce como fenómeno de latigazo. De igual manera, puede producirse por permanecer durante mucho tiempo en una misma posición frente a la computadora u otro dispositivo móvil.

Ante un dolor de este tipo, lo primero es buscar ayuda profesional para una evaluación. Sobre todo si además del dolor de cuello la persona experimenta dolor en los brazos o siente corrientazos en las manos.

"Entonces no se trata de una cervicalgia común y corriente. Ahí ya están involucrados algunos nervios que pasan por el cuello, por lo que se debe descartar una hernia de disco", dice el neurocirujano.

Para un buen diagnóstico son básicos los rayos X y en ocasiones la resonancia magnética. Si en determinado momento se sospecha únicamente del dolor de cuello, a veces solo con los rayos X es suficiente para ver el problema, de acuerdo con Martínez.

Cuando solo se trata de la contractura muscular se prescriben analgésicos y relajantes musculares. También se manda reposo y el empleo de compresas frías o calientes. En algunos casos también es necesaria la fisioterapia.

Ahora que si la persona está pasando por una situación estresante va a necesitar además apoyo para superar esa situación. "Esto último no es fácil, no hay una pastilla milagrosa, ni tampoco se trata solo recetar ansiolíticos o complejo B, sino que son cambios de actitud que debe tener el paciente para deshacerse del estrés", afirma el profesional.

Sin duda, la tortícolis afecta el bienestar y la calidad de vida de quienes la padecen, ya que es un dolor que puede resultar incapacitante. Si es dolor es muy recurrente, no dude en buscar ayuda profesional cuanto antes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación