Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El tigre camina firme

FAS venció al Alianza en un duelo de máxima rivalidad, con goles de Carrillo y Larín. Carlos Bonilla, meta albo, fue expulsado

El defensa Carlos Carrillo (centro), quien abrió la cuenta fasista, recibe las felicitaciones de sus compañeros Renderos (Izq.) y Noriega. Foto edh / marvin recinos

El defensa Carlos Carrillo (centro), quien abrió la cuenta fasista, recibe las felicitaciones de sus compañeros Renderos (Izq.) y Noriega. Foto edh / marvin recinos

El defensa Carlos Carrillo (centro), quien abrió la cuenta fasista, recibe las felicitaciones de sus compañeros Renderos (Izq.) y Noriega. Foto edh / marvin recinos

SANTA ANA. Fue un partido que vino de más a menos y terminó siendo aburrido. El ambiente, lo mejor. Los goles de Carlos Carrillo y Álex Larín fueron la diferencia en el marcador, para el triunfo de FAS (2-0) sobre Alianza, que sigue sin ganar.

Los tigrillos tomaron la iniciativa del encuentro. En apenas dos minutos, los tigrillos tuvieron la primera clara oportunidad a gol, luego de una centralización por la izquierda, en la que el albo Otoniel López chocó con su portero Carlos Bonilla, quien soltó la pelota, a la que Alexander Larín llegó con un remate que se abrió y se perdió lejos de la portería.

Esa era la primera muestra del nerviosismo y ansiedad con la que salieron algunos jugadores aliancistas. El número de aficionados pudo haberle generado ese sentimiento, que les costó quitarse para concentrarse por completo en el partido.

Mientras FAS mostraba mucha energía para llegar a meta rival, la visita solo aguantaba, sin desesperación.

La propuesta de Alianza se hizo sentir hasta los nueve minutos, con una jugada preparada, en un tiro libre por la derecha que convirtieron en centro para la llegada por el otro sector del mexicano Jairo Araujo, quien remató de primera intención, pero halló el rechazo del chapín Noriega.

FAS encontró el primer gol por medio de una jugada a balón parado. Todo derivó en una buena jugada colectiva por la derecha, entre Tamacas y Larín; este último fue derribado y él mismo se encargó de cobrar la falta.

"El Cacho" lo hizo con un centro sobre punto penal, que primero Gonzalo Mazzia cabeceó e hizo estrellara la pelota en el poste, y llegó a donde estaba Carlos Carrillo, a quien le quedó la pelota para definir de pierna derecha, a los 19 minutos.

Al 25', Alianza volvió a llegar con muy buena proyección. Jugada por la derecha, centro, y eso generó una serie de rebotes en el área, donde Nelson Bonilla, Cristian Yeladián y Jairo Araujo tiraron a portería. Los dos primeros fueron rechazados por la defensa, el último se fue desviado.

Pero esto fue lo mejor que Alianza pudo ofrecer hasta que terminara el primer tiempo. FAS terminó dominando este periodo, con más control de balón y algunas llegadas, pero que siempre circulaban de forma lateral, por las bandas, ya no con profundidad.

El técnico de los albos, Alejandro Curbelo, mandó a calentar a los jugadores que estaban en la banca, de donde destacó la presencia de Víctor Turcios, quien ya pagó la sanción impuesta por la Fesfut de seis meses, por amaños de partidos; y Herbert Sosa, quien volvía tras estar suspendido por seis juegos.

Solo Sosa fue la única variante para el segundo tiempo, por Hunter. Con Herbert, Curbelo buscaba ganar más posesión de balón y recuperar las llegadas, para por lo menos empatar el partido. Mientras que FAS no movió sus piezas, le dio continuidad al mismo once para la segunda parte, con lo que también mantuvo la idea de juego, y continuó con la presión para el complemento, el cual fue insistente en los primeros instantes.

Posteriormente, los albos hicieron otros movimientos, entre ellos, el de Turcios (65'), a quien cada vez que tocó el balón lo abucheaban. Con las tres modificaciones, Alianza adelantó líneas, pero nunca mejoró.

Los tigrillos, en cambio, siguieron llegando, aunque no con claridad. Su dominio era más que todo de balón.

La parte final del partido sacó el bostezo de muchos aficionados, que reaccionaron hasta el 82', cuando un error del meta Bonilla provocó un penal y la expulsión de éste, luego de que los albos habían cumplido las tres sustituciones.

Sosa fue el encargado de colocarse bajo los tres palos y Larín el responsable de convertir la falta, en la segunda anotación tigrilla. FAS es súper líder en solitario y no saber qué es perder en el torneo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación