Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nieta de Cantinflas

Terminó con 200 fracturas en rostro por violencia intrafamiliar

Marisa Moreno Bernat y Alain Meder están en trámite de divorcio, él es el principal sospechoso

ctv-xfv-file-ada023b0-a7d3-27e4-725a-2a33906ebc91

Marisa Moreno Bernat, hija de Mario Moreno Ivanova y nieta del inolvidable Cantinflas, se recupera en un hospital tras un episodio de violencia doméstica que la dejó desfigurada.

La joven de 21 años fue encontrada en un charco de sangre en una habitación de su casa el pasado 19 de septiembre.

Familiares de la joven confirmaron que se recupera de las heridas y que deberá enfrentar varias operaciones para reconstruirle los pómulos y la nariz. También deberá someterse a una cirugía en uno de sus ojos.

Moreno Bernat fue brutalmente golpeada por su esposo, Alain Meder, con quien tenía dos años de casada, y de quien se estaba separando.

Esa noche regresaban de una fiesta y discutieron acaloradamente, luego de lo cual él la agredió.

Su padre, Mario Moreno Ivanova, está devastado.

"Fue muy doloroso verla así en esa cama", declaró. "Lo primero que piensas es 'quiero agarrar a este tipo y lo quiero descuartizar".

"Lo lograron detener 30 horas después de la agresión", agregó. "Estamos esperando a que se desinflame lo máximo posible para después operar la nariz, los pómulos, la órbita del ojo, todo lo que está destrozado".

"Cuando vi esa primera imagen pensé que estaba muerta", dijo por su parte la madrastra de Marisa, Tita Marbez.

"La primera declaración de Marisa es que ellos llegan y empiezan a pelear por una tontería", añadió, especificando que "Alain estaba en consumo profundo de alcohol y Marisa había tomado".

Marbez calificó a Meder de "animal" y aseguró que "cuando la ingresan al hospital, con severas fracturas en el rostro, señales de ahorcamiento".

El daño es 200 fracturas en el rostro.

La pareja criticó la actitud de la madre de Marisa, Sandra Bernat.

"Al principio ella dijo que no se iban a levantar cargos", comentó Moreno Ivanova. "Se me hace totalmente absurdo que una madre opine o tome esa decisión". Agregó que Sandra estuvo poco tiempo en el hospital.

Marbez añadió indignada que cuando le llevaron un documento antes de un procedimiento médico, Sandra le preguntó "si firmo esto no voy a tener implicaciones económicas, ¿verdad?".

Marisa y Meder estaban en trámite de divorcio, pero él, que es de origen francés, no tenía identificación para concluir este trámite y la convenció de que lo dejara vivir unos días en el cuarto de servicio del penthouse donde ella estaba hospedada, a cambio de entregarle la identificación para el divorcio.

Marisa no ha ratificado aún la denuncia ante las autoridades y si no lo hace, él -que está detenido en el penal de Barrientos- podría salir libre.

En todo caso, tomará unos dos meses juntar las pruebas necesarias para iniciar juicio contra él y poder dictar sentencia, que podría ser entre 2 y 8 años de prisión.

Ya levantaron la denuncia, no solo por violencia doméstica, sino por violencia de género, que en México es más grave, y porque intentó sobornar a los policías que lo detuvieron.

Con información de telemundo52.com

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación