Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La tecnología deja al descubierto al comprador

Los negocios online y los servicios publicitarios monitorean los hábitos de los usuarios en Internet El fin de analizar al comprador es presentarle anuncios publicitarios pop-up que le puedan interesar

La tecnología deja al descubierto al comprador

La tecnología deja al descubierto al comprador

La tecnología deja al descubierto al comprador

Gracias a los avances en la tecnología, nunca ha sido tan fácil "ni tan espeluznante" buscar buenas ofertas.

Los expertos en mercadeo y los creadores de apps para los teléfonos celulares han inventado medios novedosos para ayudar a los compradores a encontrar lo que buscan y al mejor precio. Pero estas técnicas ingeniosas permiten vigilar la conducta de los consumidores, sean los que compran a través de la computadora, el teléfono móvil o haciendo fila en la verdulería. Ahora incluyen la capacidad de reunir esos datos junto con información personal como los ingresos, el código postal y cuándo vence el seguro del auto.

El objetivo es monitorear al consumidor dentro y fuera de la red para determinar con toda precisión sus características de comprador y cuánto está dispuesto a gastar. Los minoristas dicen que estas técnicas permiten adaptar las ventas al gusto del consumidor y ofrecerle buenos precios. Los defensores del consumidor dicen que estos métodos tan agresivos abren la puerta a la discriminación, ya que una tienda podría cobrarle más a alguien que compra por Internet o incluso negarle la compra de acuerdo con el lugar donde vive o la frecuencia de sus visitas a un sitio.

"Se acabó la Navidad sin las grandes bases de datos y los operadores de mercado", dijo Jeff Chester, director ejecutivo del Centro por la Democracia Digital. "¿Recuerdan esa canción que dice que Santa Claus sabe cuándo duermes y cuándo estás despierto? Créanme, es allí donde obtiene la información".

Vieja práctica

El monitoreo forma parte del consumismo estadounidense desde hace mucho tiempo. Los minoristas presionan a los compradores para que juren lealtad, compren seguros junto con los artículos y anoten sus códigos postales. Los negocios online y los servicios publicitarios emplean "cookies", esos programas diminutos que rastrean los movimientos de los usuarios en el Internet, con el fin de analizar al comprador y presentarle los avisos pop-up que le puedan interesar.

Últimamente los operadores han inventado métodos cada vez más complejos para combinar información dentro y fuera del Internet para elaborar semblanzas detalladas de los compradores. Están perfeccionando la tecnología de rastreo para atraer a nuevos clientes e influenciar a los compradores que recorren los pasillos de las tiendas reales.

Una manera de alentar al comprador a permitir que se lo rastree es ofrecerle un buen trato. Las tiendas solían impedir que los clientes utilizaran sus teléfonos multiuso para comparar sus precios con los de la competencia, pero ahora algunas grandes tiendas minoristas como Target ofrecen sus propios apps y Wi-Fi dentro del local. Los apps atraen a los compradores con ofertas especiales o publicidad cuando recorren la tienda, y el Wi-Fi es un medio para rastrear los movimientos del consumidor en el Internet.

El rastreo no siempre es voluntario. Las tiendas experimentan con monitores de teléfonos celulares para ver qué sectores traen más clientes. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación