Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Taron Egerton: "Aprendí a ser un caballero del espionaje"

El joven británico se abre paso a golpes en el filme "Kingsman: The Service Secret", interpretando a Eggsy Price, el nuevo espía que salvará al mundo

Taron Egerton: "Aprendí a ser un caballero del espionaje"

Taron Egerton: "Aprendí a ser un caballero del espionaje"

Taron Egerton: \"Aprendí a ser un caballero del espionaje\"

Una cinta de acción, suspenso y espionaje, con extraordinarias secuencias de lucha, persecuciones en auto, y un amplio arsenal de brillantes artilugios es "Kingsman: The Service Secret", que se estrena hoy en las salas nacionales.

El actor Taron Egerton se puso en manos del cineasta Matthew Vaughn, para debutar en la pantalla grande junto al oscarizado artista Colin Firth, en el protagónico.

El histrión de 25 años se mete en la piel de Eggsy Price, un joven inteligente que tendrá que sobrevivir a todas las pruebas peligrosas que le pondrá su mentor Harry Harta (Firth), para convertirse en un buen prospecto de agente secreto.

El joven admitió que cuando llegó por primera vez a los estudios Leavesden, en las afueras de Londres, estaba un poco nervioso ante el reto que tenía por delante, que básicamente consistía en ser una parte crucial de una gran película de suspenso y acción.

Él le da crédito a Vaughn y sus famosas coestrellas por hacerlo sentir como en casa.

¿Cómo te involucraste para ser parte del elenco de Kingsman?

—En julio del 2013 fui a los Estudios Leavesden a la audición, en donde también se filmó la película. Ya había terminado tres cuartas partes de la serie "The Smoke" y mi agente me envió un resumen de las escenas para "Kingsman" y me aprendí dos, pues tan solo tenía 24 horas de aviso antes de audicionar.

Leí esas escenas, pero no tenía el guion. No sabía quién más iba a trabajar pero sabía que era una película de Matthew Vaughn. De todas esas (escenas), se me quedó grabada en la mente la del pub, justo antes que Harry tunde a los malos… cuando Colin (Firth) entra y él tiene una cerveza Guinness y yo tengo otra. Recuerdo haberla leído y pensar 'caray, aún en este pequeño microcosmos del guion, uno puede sentir que hay bastante carácter'. Tan solo leer esa escena y pensar 'esto está realmente muy bien.' Además, jamás había hecho una audición para una gran película.

¿A este punto de la audición, aún no sabía quién estelarizaba la película?

— No. Me senté con el director de reparto, Reg (Poerscout-Edgerton), y él comentó: '¿Entonces sabe que Michael Caine estará interpretando a Arthur y Colin Firth interpretará a Harry? Tan solo dije: '¡Santo Dios!'. Esto era algo muy serio'. Entré a la reunión y no lo esperaba para nada, pero Matthew Vaughn y (el productor) Dave Reid, los jefes, estaban ahí. Hice la audición y Matthew parece que quedó bastante impresionado. Él entro caminando y tenía la distintiva impresión de haber visto a por lo menos 15 jóvenes esa mañana (ríe). Después que leí las escenas, me dio algunos cumplidos y empezó a preguntarme acerca de mi persona, lo qué estaba haciendo, de dónde venía, la escuela de drama, todo eso. Luego me dijo: 'me gustaría que regresaras la semana que entra. Apréndete la maldita tercera escena y regresa la semana que entra'.

¿Qué tipo de entrenamiento implicó el interpretar a Eggsy Price?

—Lo primero que hice fue meterme al gimnasio y estuve haciendo eso durante cuando menos tres horas al día, entrenamiento con pesas y también coreografías de lucha. Hubo entrenamiento con armas, en el cual tuve que ser progresar poco a poco, pues eran ametralladoras, subametralladoras, pistolas y el paraguas. Todo tenía que ver con lucir bien, como si hubiera sido entrenado en el uso de todas estas armas. Para la escena debajo del agua, necesitamos entrenamiento básico en el buceo. Entramos en los tanques y utilizamos equipo de buceo y es algo bastante atemorizante, pues realmente se requiere de tiempo y yo soy un poco claustrofóbico. Así que el caso era meterse debajo del agua y aprender a estar en calma y relajado, tienes que regular tu respiración y ser capaz de igualar la presión en tu cabeza, lo cual era algo que no había hecho antes. Es la sensación de lo más raro, pero con todo el entrenamiento llega el momento en que cesa de ser difícil y tu cuerpo realmente lo llega a apreciar.

¿Qué experiencias tuviste con las acrobacias?

—Para nosotros, esos tipos eran los Kingsmen. Quiero decir, Colin es un actor ganador del Óscar y él puede hacer esas escenas de actuación con los ojos cerrados, y para mí, esa es mi pasión, es mi amor, hacer esas escenas, esa es la alegría de esto. El elemento físico que involucró fue lo que Colin y yo sentimos como el mayor reto. Esos tipos que nos entrenaron y nos cuidaron son los más profesionales, disciplinados, humildes, pero talentosos hombres en el mundo. Aprendí a ser un caballero del espionaje.

¿Cuánto duró todo el entrenamiento para filmar las escenas de la película?

—Me hubiera gustado un mayor tiempo, pero nunca cesó. Entrené durante tres meses, todas las mañanas antes de filmar, absolutamente todos los días, algunas veces hasta en dos sesiones por día. Realmente el entrenamiento nunca se detuvo.

Sir Michael Caine es una leyenda de la actuación, en especial para los jóvenes actores británicos. ¿Fue intimidante trabajar con él?

—Michael es una gran persona para tener en el set. La manera en que trabajamos fue más o menos así. Yo estaba en el set desde el inicio de la filmación hasta que terminaba; Colin estaba ahí como el 80% del tiempo; Mark (Hamill) entraba y salía; y luego Michael y Sam (L. Jackson) como que iban y venían. Fueron maravillosos. Lo que Michael y Sam tienen en común es que son realmente "gente" para la "gente". Ellos llegan al set y debido a su peso, debido a su estatus, cada persona en el set siempre está consciente de ello y esto lo manejan con verdadera gracia. Cuentan pequeñas historias y anécdotas acerca de sus tiempos. Es un tipo fabuloso.

¿Y qué hay de Colin?

— No puedo más que decir alabanzas de él. Su brillante reputación internacional como galán y el mayor de los caballeros es bien merecida, pues él es paciente, cálido, abierto, generoso y amigable. Hay muchos actores jóvenes en el filme. Todos esos jóvenes reclutas, que casi no tienen líneas, estuvieron ahí durante semanas con nosotros y él siempre fue muy amistoso y siempre tuvo tiempo. Colin es un gran tipo con quien trabajar y un verdadero amigo.

Una gran película de acción/espías necesita un villano memorable. ¿Cómo fue ver a Samuel L. Jackson crear a Valentine?

—Samuel es asombroso y Valentine tiene que ser uno de los más memorables villanos que jamás hemos visto. Jackson interpreta a Valentine con un ceceo, y en la superficie él es encantador y chistoso, pero por debajo tiene un plan muy loco. Desde ese ceceo a la asombrosa contradicción entre alguien que está dispuesto a erradicar un número significativo de la población, pero que no soporta ver sangre, todo es una genialidad. Fui a ver la película con un grupo de amigos la otra noche, Matthew muy amablemente me dejó llevar cinco amigos y Sam nos hizo reír.

¿Cuáles fueron sus reacciones al ver la película por primera vez?

—Hombre, fue cosa de locos. Sabía que iba a ser épica, sabía que iba a ser una película gigantesca con todos esos actores trabajando en ella, pero nada te puede preparar para lo que vas a ver; en parte porque está cuajada de adrenalina. Salí del cine sintiéndome débil de piernas. En el auténtico estilo de Vaughn, tenía como ocho mensajes de texto de su parte que decían: "Llámame". Así que le hable y le dije algo así como: "La única manera en que puedo resumir como me siento es que nunca había estado tan orgulloso de algo en mi vida".

¿Leyó los libros de historietas antes del rodaje?

—Leí la historieta cómica básicamente durante el mes de audiciones, pero también tuve la impresión que Matthew realmente no quería que nos metiéramos demasiado. Hubo algunos cambios que se hicieron para poder hacer la transición del libro de historietas al cine, pero creo que el espíritu del comic aún está ahí.

¿Piensa que Matthew está subvirtiendo el género de los espías un poco?

—Él está siendo subversivo, pero lo puede hacer porque ama el género. La gente puede aspirar a hacer una película como ésta, pero si al menos han vivido la vida de alguien que ama estas películas. Hay un instinto que has embebido después de haber visto estas películas durante todos estos años.

¿Qué sigue para el actor Taron Egeton?

—He hecho dos películas desde "Kingsman": "Testament of Youth", la cual se estrenó en el Festival Fílmico de Londres, y la película centrada en los hermanos Kray (gangsters londinenses) "Legend", en la cual tuve un pequeño papel junto a Tom Hardy. Aún habrá algo de trabajo de promoción con ellos (los Kingsmen) para los siguientes meses, para promover la película e invitar a la gente a ver Kingsman.

Además de esta producción de aventura y acción, este día debutan en El Salvador la ganadora del Óscar a Mejor Película de 2014, Birdman, y el thriller La Dama de Negro II.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación