Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El tamaño del cerebro y la calidad del sueño

Ciertas regiones cerebrales de las personas con problemas para dormir tienden a ser más pequeñas, según estudio científicos

Los participantes que decían que dormían mal tenían menor cantidad de materia gris en el lóbulo frontal.

Los participantes que decían que dormían mal tenían menor cantidad de materia gris en el lóbulo frontal.

Los participantes que decían que dormían mal tenían menor cantidad de materia gris en el lóbulo frontal.

Ciertas regiones cerebrales de las personas con problemas para dormir tienden a ser más pequeñas que las de aquellos que duermen bien, según indica un estudio sobre un grupo de veteranos de la Guerra del Golfo.

"La gente subestima la importancia del sueño. Hay actividades que parecerían ser mucho más importantes que unas pocas horas de sueño por noche", explicó la autora principal, Linda L. Chao, de University of California, San Francisco.

"El estudio sugiere que no deberíamos desestimar la importancia de dormir", agregó.

Chao realizó el estudio publicado en Sleep con investigadores del Centro Médico de San Francisco del Departamento de Asuntos del Veterano.

"Existen datos que corroboran que el insomnio y distintas enfermedades psiquiátricas se manifiestan a través de la reducción del volumen del tejido cerebral, lo que tiene sentido porque el sueño y el ánimo son funciones del cerebro", detalló el psiquiatra John Winkelman.

El médico es director del Programa de Investigación Clínica de los Trastornos del Sueño del Hospital General de Massachusetts, Boston, y no participó del estudio.

Winkelman detalló que el lóbulo frontal es "una parte esencial del funcionamiento humano" necesaria para la planificación, el estado de ánimo y el afecto.

El equipo de Chao menciona que los problemas para dormir son una queja común de los veteranos con trastorno de estrés postraumático (TEPT). Estudios previos habían detectado una elevada incidencia de esas alteraciones en los veteranos de guerra de Iraq y Afganistán con traumatismos de cráneo o TEPT (ver noticia de Reuters Health del 28 de octubre de 2011).

Ahora, los autores estudiaron el cerebro de 144 veteranos, principalmente hombres, con imágenes por resonancia magnética (MRI, por su nombre en inglés).

Evaluaron la calidad del sueño con la Escala de Pittsburgh, una autoevaluación con preguntas amplias sobre los patrones del sueño del último mes.

Los resultados

Los participantes que decían que dormían mal tenían menor cantidad de materia gris en el lóbulo frontal que los veteranos que mencionaban que dormían relativamente bien.

Además, los veteranos padecían distintos trastornos psicológicos. La mitad abusaba del alcohol, el 40 por ciento había padecido un trastorno depresivo mayor en algún momento y el 18 por ciento tenía TEPT.

Aun así, la relación entre los trastornos del sueño y el volumen cerebral se mantuvo tras considerar esos problemas y el consumo de psicotrópicos.

Winkelman recomendó evitar inferir la existencia de una relación causal entre el sueño y el tamaño cerebral o aplicar estos resultados a la población general. Pero Chao opinó que podrían aplicarse a cualquier, no sólo a los veteranos de guerra.

Aunque ella insistió en que el estudio destaca la importancia del sueño reparador, explicó que no podría decirse que los trastornos del sueño provocan una disminución del volumen de materia gris del lóbulo frontal o viceversa.

"Solo sabemos que existe una relación", expresó Michael Breus, psicólogo clínico de Arizona, especializado en trastornos del sueño.

"Ignoramos qué ocurre primero", agregó. Elogió al equipo por estudiar los patrones del sueño de los veteranos de guerra, un grupo especialmente afectado con esos trastornos. "Si estuvieron en zona de guerra, no duermen bien desde ese momento", finalizó. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación