Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Música

El Sueño de Camila: Desde el mundo onírico hasta el real

Una de las principales características de esta banda es su  propuesta de música instrumental. Ha participado dos veces en un festival guatemalteco

El Sueño de Camila: Desde el mundo onírico hasta el real

La nueva reestructuración de la banda ha tenido buena aceptación por el público, según dicen los integrantes.

El experimento de sonidos le ha permitido tener una identidad definida: su música instrumental que ahora es conocida en la escena indie salvadoreña. Nos referimos a El Sueño de Camila. 

La banda fue fundada en 2008 y desde entonces ha tenido varias estructuraciones. Hoy está conformada por Mónika Pepin, en el sintetizador, y hermana de Hugo “el Thrasher” Olano, ex guitarrista del grupo de trash metal salvadoreño “Aborígenes”; Diego Morales, el guitarrista; Kike Cisneros, en el bajo; y Gerson Quintanilla, quien es el batero y uno de los fundadores del proyecto. 

En sus inicios, su propuesta estaba inclinada al punk rock emo, pero desde 2011 dieron un giro al post rock instrumental. 

Su primer EP, “Arecibo”, conformado por seis canciones y publicado el año pasado, contiene una canción titulada “18.4.11”, que hace referencia a la fecha exacta en la que cambiaron de género musical. 

Los músicos aclaran que el nombre de la banda no se debe a ninguna “Camila”, sino que es una forma metafórica de referirse a todos aquellos que tienen metas y luchan por cumplirlas. 

Hasta el momento, la nueva reestructuración de “el Sueño” -como popularmente son conocidos- ha tenido buena recepción en el público.

“Se ha dado la fortuna que a la gente que nos ha escuchado últimamente les ha encantado (la banda). La gente nos ha aceptado y acogido. Nos motiva a seguir componiendo”, comenta Kike. 

Él comenzó a formar parte del proyecto en 2013. Desde febrero de este año, lo hicieron Mónica y Diego.

Mónica dice que en lo que va del 2015 han interpretado canciones nuevas y esperan seguir creando más música, porque este es un arte a través del cual se pueden contar diferentes historias. ¿Qué historias? Cada persona que escuche sus temas decide cuál es la suya. 

“Nuestra música se presta a que la gente interprete su propio mensaje, lo que quiera sentir o lo que está pasando en ese momento”, explica Kike.

Los integrantes creen que la escena indie en El Salvador va por buen camino y  están conscientes que todo puede seguir creciendo, aunque se encuentren con obstáculos, como la falta de apuesta por lo nacional. 

“Todavía no ha estallado, en el sentido que no son mares de gente los que acuden a los conciertos, cual sea la banda que se presente”, detalla Mónica. 

También, agrega que es una tarea de todas las bandas independientes borrar en las personas el estigma de que en el país no se realizan buenas propuestas, porque lo ha escuchado decir, incluso, de los djockeys de radio. 

Si quiere conocer al “Sueño” puede seguirlos en la fanpage “El Sueño de Camila” o  buscar su música en elsuenodecamila.bandcamp.com.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación