Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Soy exitosa y No quiero tener hijos"

En la actualidad en la sociedad hay cierto grupos de mujeres que triunfan en el ámbito profesional y laboral, pero han decidido no embarazase para continuar su vida personal y su carrera

"Soy exitosa y No quiero tener hijos"

"Soy exitosa y No quiero tener hijos"

\"Soy exitosa y No quiero tener hijos\"

L a notoria presencia del mundo femenino en múltiples esferas de la sociedad que antes solo estaban reservadas para los hombres, la adquisición de importantes facultades, los altos mandos en el ámbito laboral y la necesidad de dedicar tiempo para cosas personales han hecho que algunas mujeres hoy en día tomen la decisión de no ser madres.

Este tema ha causado un amplio debate que no solo contempla la opinión de otras mujeres, sino que también de instituciones que han considerado esta situación como antinatural.

La decisión de no tener hijos es una decisión muy privada, pero muchas veces se ha visto influenciada por cuestiones culturales que relacionan a la mujer con la maternidad. Muchas féminas se han enfrentado alguna vez en su vida a frases como: "Se le está pasando la edad", "está perdiendo lo mejor de la vida", "¿Para cuándo va a tener un bebé?"; preguntas que según especialistas ejercen presión social.

Alicia Kaufmann, catedrática de Sociología de la Universidad de Alcalá, cree que el deseo de progresar en el trabajo y la inestabilidad económica, sobre todo en tiempos de crisis como el actual, "pesan mucho" en la decisión, y agregó que "no es excluyente tener hijos y el desarrollo profesional, pero los niños suelen suponer un parón".

De igual forma la revista Time en la publicación titulada "The Childfree Life" (Una vida libre de niños) cita una controversial afirmación de Satoshi Kanazawa, un investigador británico que sostiene que las mujeres que deciden no tener hijos son generalmente más inteligentes que el resto, algo que no es compartido por otros investigadores. Kanazawa expresó que entre más inteligente es una mujer es menos probable que se convierta en mamá.

En este mismo reportaje se mencionó que entre las mujeres con mayor nivel educativo está el mayor grupo que ha decidido no tener hijos. Otros grupos demográficos, como el de las mujeres latinas, también están comenzando a cambiar y explican que para una mujer latina, donde ser madre significa "un orgullo" y "el éxito", el no tener hijos puede llevarla a ser relegada o excluida.

Para la psicóloga Carla González para responder a la pregunta: ¿Por qué una mujer podría no querer ser madre? Quizás haya que recurrir a variados ámbitos: la fe, lo biológico, la antropología o la sociología.

Sin embargo, mencionó que bajo la psicología clínica el hecho de que "el término mujer se ha asociado con tener hijos no se da directamente", pues indicó que "hay mujeres que se sienten muy mujeres, pero el rol de la maternidad no está incorporado en ellas".

"En El Salvador aún predomina un pensamiento más conservador, en donde el hombre es quien destaca en aspectos laborales y por eso la presión a la mujer", explicó la psicóloga.

¿Egoísmo?

Cada vez que se toma una decisión como esta muchas mujeres suelen cuestionarse si están actuando con egoísmo o no. Esta situación muchas veces no solo las involucra a ellas sino que a su familia y a su pareja.

Según la psicóloga González, algunas mujeres se sienten acusadas de privilegiar su vida antes de poder dar la oportunidad a un ser vivo de nacer, pero aclaró que "esa decisión no es egocentrismo, más bien es ser responsable en las necesidades y las opciones que se quieren tomar en la vida".

Al mismo tiempo, la profesional afirmó que "hay algunas que hasta se sienten bien con ellas mismas, y con las posibilidades acceden traer a alguien al mundo".

Una de las cosas que la mujer debe tener en cuenta es que cuando tiene pareja debe de dejar claro sus deseos desde el inicio de la relación. "Como pareja es recomendable tener una conversación respecto a los valores y expectativas si desean unirse en matrimonio", y añadió que es justamente esto lo que le hace falta a muchas personas, lo relacionado a la madurez en la elección y comunicación de la pareja.

Para la psicóloga, todo lo que las personas quieran emprender, sea la decisión que sea, partirá primero por conocerse bien como mujer y saber cuáles son las limitaciones y aspiraciones propias. "El conocerse tiene que ver con cómo después puedo acceder a la realidad y tener lo que yo quiero. Si no me conozco y actúo desde la impulsividad voy a tener hijos porque se me ocurrió, porque es bonito y porque como el mundo me pide que los tenga, los tengo", reflexionó la especialista.

"La llamada tiene que venir desde dentro, desde lo que te habla al amor para así satisfacer esa maternidad que puede o no estar considerada en uno", complementó, una vez más se trata de una opción más que de una condición, no es del "porque eres mujer tienes que ser mamá. La biología está puesta al servicio para que uno lo haga, pero es una alternativa que también será válida si no se utiliza", detalló.

Por último, indicó que si bien es cierto aquello de que "nadie nos enseña a ser padres", es necesario que desde pequeños se eduque acerca de la paternidad y de la responsabilidad que significa traer hijos al mundo, solo así las personas serán capaces de decidir a conciencia de qué es lo que quieren en la vida.

Independencia

Por otra parte, la escritora y periodista británica Helen Croydon expresó en su libro "Que le den al cuento de hadas" que ella como mujer profesional se sintió en "un gran juicio" en su país cuando expuso en sus artículos que no quiere hijos.

En su texto publicó que no le parece justo porque "cuando un hombre decide no ser padre es aceptado, se piensa que quiere progresar en su carrera o que simplemente no ha encontrado a la persona correcta. Con las mujeres hay una expectativa de explicación".

Para la psicóloga González, la independencia es la clave del porque las mujeres optan por no ser madres. "Le toman el gusto a tener sus propias cosas, a salir de la casa, a sentir que también valen y que son un aporte para esta sociedad", puntualizó.

Asimismo, aseguró que tener estos sentimientos "no tiene porque comprometer la anulación de la maternidad, pero hay que tener claro que muchas veces el ejercer ambas (y a veces más) actividades puede tener un alto costo".

Por ello, González sostuvo que a pesar de ser madre y también una persona que se desplaza por el mundo laboral es una opción totalmente válida, al mismo tiempo "se ve que las mujeres que trabajan fuera de la casa corren para poder tener un tiempo de calidad con sus hijos y para en definitiva estar siempre bien para todos. Están cumpliendo muchos roles y por lo tanto entran en una etapa de agotamiento", reconoció.

"Si alguna mujer no quiere jugar ambos roles es su decisión, ya que solo ella conoce su ritmo de vida", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación