Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sonia Melara promueve arte joven

La pintora salvadoreña que reside en Nueva York y colabora con la ONU apoya a un grupo de niños artistas del Distrito Italia.

Sonia Melara promueve arte joven

Sonia Melara promueve arte joven

Sonia Melara promueve arte joven

El balance perfecto entre lo erótico y lo clásico se logra en los trazos de la pintora salvadoreña Sonia Melara. La artista, que reside en Nueva York, ha cambiado su estilo clásico a uno más pop y desde hace un tiempo se dedica a la difusión de las obras de jóvenes salvadoreños en Estados Unidos.

Melara tiene un cargo honorario y ad honorem en el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas como miembro de la Misión Permanente de El Salvador. Entre sus proyectos de difusión y exhibición del arte cuscatleco, Sonia destaca dos: Highlights y la exhibición de Jóvenes Estudiantes de Arte de El Salvador.

Highlights es una exhibición que nace en julio del 2013 como respuesta a la necesidad de la Misión de catalogar y categorizar las obras que alberga en Nueva York. "Cuando hacíamos el registro de la obras, nos dimos cuenta de que eso no era lo único que importaba. Si no que había que mostrarlas también", explicó la creadora. En este registro se descubrieron obras de reconocidos pintores nacionales como son Camilo Minero y Miguel Ortiz Villacorta.

La muestra de las obras salvadoreñas tuvo tanto éxito que la Misión piensa tener otro Highlights en abril de este año. Para este evento se contará con las colecciones que ya están en los Estados Unidos, pues resulta muy complicado transportar grandes obras desde El Salvador.

Por otra parte, Jóvenes Estudiantes de Arte de El Salvador es un proyecto nuevo. Este busca difundir el trabajo que realiza un grupo de niños entre 12 y 17 años del Distrito Italia de Tonacatepeque, en las clases de arte que reciben desde hace un tiempo.

Es Mario Pérez quien imparte las clases y enseña a los pequeños a expresarse a través de las artes plásticas. Sin embargo, Sonia aclara que esta iniciativa incluye otras disciplinas artísticas.

La Misión permanente de El Salvador se llevó 47 obras de los niños para exhibirlas en el Salón de Honor. "Es impresionante, porque son jóvenes con muchos problemas. Muchos de ellos salen a las calles a vender sus obras para mantener a sus familias", explicó Melara. "Es importante", recalca, "que las personas vean que ellos son capaces de ver la belleza en el mundo a pesar de vivir en lugares de escasos recursos, agobiados constantemente por la violencia social y la violencia familiar".

El evento, que se realizó a finales del 2013, tuvo como fin encontrar donantes, además de exhibir las obras. "Es necesario recalcar que la Misión no maneja fondos propios, sino que servimos de intermediarios entre estas personas que donan y la institución que recibe los fondos", agregó la pintora.

Estos se recolectan a través de una subasta silenciosa que aporta el 100 % de lo recaudado al desarrollo de los programas educativos y artísticos de los niños que también presentan, en ocasiones, proyectos científicos.

Melara recordó que el evento nació con la iniciativa de dar a conocer el trabajo que estos niños y jóvenes realizan. Pero luego, se decidió hacer hincapié en la sensibilidad de verlos desarrollarse en las situaciones difíciles que los rodean y, por este medio, conseguir apoyo.

Entre las prioridades del Embajador de El Salvador ante la ONU, Carlos Enrique García González, está que el programa tenga mucha identificación y convergencia con la situación de El Salvador.

Incluso busca ampliar el trabajo de la ONU, ocupándose de forma paralela en los puntos que el Programa de la ONU de Desarrollo investiga y evalúa en el país.

Esta relación, explica Melara, da a conocer realidades que suelen quedarse en una elite y no se promulgan.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación