Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Seamos embajadores de la identidad salvadoreña a diario"

Esta noche se presentarán diseños elaborados con materia prima salvadoreña, el reto es proyectar la calidad de artesanos del país

La diseñadora Sara Hernández presentará hoy su colección con elementos artesanales. foto René Estrada

La diseñadora Sara Hernández presentará hoy su colección con elementos artesanales. foto René Estrada

La diseñadora Sara Hernández presentará hoy su colección con elementos artesanales. foto René Estrada

"Es importante que los diseñadores compartamos nuestros procesos creativos con los artesanos del país", dijo la diseñadora salvadoreña Sara Hernández, de cara al primer desfile inspirado en las raíces de la identidad nacional.

'Opulencia Pipil' es una pasarela que se realizará esta noche, organizada por Hernández con el apoyo de Fantel y Conamype.

La nacional sostiene que luego de trabajar de cerca con los artesanos se ha dado cuenta de que en El Salvador hay riqueza artesanal.

"Fue un trabajo en colaboración. A partir de mis diseños los artesanos crearon propuestas interesantes que funcionan bien con mi colección", comentó.

La propuesta está inspirada en los cuatro elementos de la naturaleza con el objetivo "de que la gente recuerde de dónde venimos, que recordemos que nosotros somos estas técnicas (artesanales) y que reinventarlas es parte de nuestro deber como salvadoreños y como diseñadores, sobre todo para poder dignificar el trabajo de los artesanos y poder hacer una sociedad productiva y sostenible", explicó.

Hernández aseguró que luego de realizar una investigación entendió qué representaba la identidad, y concluyó que no solamente representa un territorio gráfico sino también las técnicas artesanales que pueden trascender.

Algunas de los materiales naturales que se perciben en esta colección de moda son semillas naturales, madera tallada, pintado a mano, aplicaciones de cacho de buey, morro, coco, mimbre y tule, entre otros.

La paleta de colores va desde el rojo, que representa el fuego, los tonos tierra, hasta el color del añil que representa el aire y el agua.

La idea de la colección es ver una silueta moderna y actual. Mostrar que se pueden usar productos hechos por artesanos en el día a día (oficina, coctel cena y más), que no se vea como un souvenir (recuerdo), sino que se vea y se luzca con orgullo, según la diseñadora.

En este proyecto de moda participaron 37 artesanos, de municipios como La Palma, La Reina, Ilobasco, Dolores, Guacotectic, San Sebastián, Nahuiszalco, Suchitoto, Sonsacate y Juayúa.

Esta es la primera pasarela que logra fusionar a diseñadores de moda con artesanos salvadoreños, sin embargo, se espera que se repita de forma anual.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación