Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sandra Bullock: "Se requiere un ser humano extraordinario para ser astronauta, policía o bombero"

La actriz ganadora de un Óscar podría hacerse de otra estatuilla por su actuación en "Gravity" de Alfonso Cuarón. Para ella, trabajar con el cineasta mexicano fue enriquecedor.

La Dra. Ryan Stone es una brillante ingeniera en su primera misión espacial.

La Dra. Ryan Stone es una brillante ingeniera en su primera misión espacial.

La Dra. Ryan Stone es una brillante ingeniera en su primera misión espacial.

En un mundo donde las mujeres ya no necesitan luchar por la igualdad de derechos en el siglo XXI, resulta increíble darnos cuenta que el cine de ciencia ficción todavía no encontró la igualdad entre la mujer y el hombre.

Desde que la actriz Sigourney Weaver protagonizó 'Alien', la realidad de la ciencia ficción se basó siempre en películas del estilo de 'La Guerra de la Galaxias', donde los hombres representan la mayoría. Pero Sandra Bullock, con un Óscar bien guardado en casa, sale a imponer un buen cambio con la nueva película 'Gravity', que se estrena mañana en las salas de cine del país.

- ¿Se siente extraño saber que las mujeres no suelen ser la mayoría entre las protagonistas del cine de ciencia ficción?

- Sí. Es una lástima, pero los buenos roles femeninos no abundan tanto como los masculinos. Pero igual siento que hay un cambio. Yo nunca me vi como una mujer en este negocio, hasta que seis años atrás, en medio de otro proyecto me di cuenta que chocaba contra la pared, por ser mujer. Y yo no me crié así. Me deprimió bastante, porque nunca antes había sentido que hubiese perdido ciertas oportunidades. Y en los roles protagónicos en cine, no abundan tantos personajes femeninos como nos gustaría que haya.

- ¿En las comedias al menos Hollywood está cambiando?

- Sí, la película 'Bridesmaids' por ejemplo, creo que terminó con cierta censura, mostrando como habla realmente una mujer. Es una buena forma de reemplazar las escenas de sexo (Risas). En la película 'The Heat', no tuvimos ninguna escena de sexo, pero el hecho de quitar toda censura en la mujer, trajo resultados mucho más graciosos. Es hora de que afrontemos la verdad: las mujeres decimos malas palabras. Yo hablo como un camionero. Y cuando alguien dice "Ah, no, las mujeres no hablan así", soy la primera en decir que no es verdad, insultamos todo el tiempo (Ríe).

- ¿Y qué diferencia puede imponer una mujer, en una película de ciencia ficción?

- El hecho de tener un personaje femenino en esta película fue bastante valiente, pero también genera otros niveles de angustia y preocupación. Se pueden construir situaciones que no creo que el público haya experimentado antes. Tampoco van a pensar "¿Hay una mujer en el espacio?". Es una persona. Pero las situaciones se sienten frescas, algo que nunca antes habías experimentado.

- ¿Cree que en algún momento terminarán en Hollywood las diferencias entre el hombre y la mujer?

- Yo creo que los tiempos están cambiando, muchísimo. Al final, lo único que importa es el dinero. Si un estudio ve que la mujer puede traer más público, entonces va a hacer más películas con esa persona. Esperemos que no haya solamente excepciones y termine siendo algo normal, sin preguntarnos donde podemos conseguir los roles buenos. Pero claro, yo también puedo ser increíblemente masculina y la gente a veces se olvida que soy mujer (Risas).

En cierta forma, Sandra Bullock había experimentado el cine de ciencia ficción, cuando se hizo conocida al lado de Sylvester Stallone, en un papel secundario de la película futurística 'Demolition Man'. Con la película 'The Net' incluso se dio el lujo de pedir una pizza por Internet, cuando nadie imaginaba que algo así era posible. Y su carrera parece de ciencia ficción, cuando con esa misma película le quitó a Julia Roberts, el trono de las comedias románticas, después de haber protagonizado el superéxito de 'Speed' con Keanu Reeves (otra estrella del cine de ciencia ficción). El problema surgió cuando en plena fama, Sandy también se cruzó con el camino del fracaso, cuando no pudo mantener el mismo éxito en las siguientes películas de 'Time to Kill' o la segunda parte de 'Speed'. Recién cuando empezó a producir sus propias películas, recuperó el éxito con 'Miss Congeniality', 'Two Week Notice' y 'The Proposal' (ella incluso fue la precursora del mundo hispano en la TV de Hollywood, cuando sin aparecer delante de cámaras, contrató a George López para protagonizar en inglés la comedia sobre una familia hispana). Solo le faltaba el 'efecto especial' del Óscar, que finalmente ganó con la historia real de la película 'The Blind Side'. Y en el caso de la película 'Gravity', el ofrecimiento llegó recién después que Angelina Jolie rechazó el mismo rol y Natalie Portman -con otro Oscar en la mano-, también tuvo que dejar el proyecto por el embarazo. Y aunque Sandra Bullock también tenía un bebé en sus manos, aceptó la película en la que podemos disfrutarla con los mejores efectos tridimensionales.

- ¿Se necesitan ciertos efectos especiales para mantener la belleza de una verdadera estrella de cine?

- (Risas) A mí me encanta bailar. En mi juventud era bailarina además de gimnasta. Pero no me gustan los gimnasios, me parecen aburridos. Por eso, los ejercicios de 'cardio' con mucha música son los que más me gustan para no dejar de mover el cuerpo por una hora.

- ¿La maternidad también es un buen ejercicio?

- Mi hijo tiene tres años y pesa 20 kilos. Todavía es un bebé y tengo que mantenerme fuerte para llevarlo conmigo. Con todo eso creo que es suficiente. En mi próxima vida me gustaría ser atleta profesional. Es un sueño secreto que tengo, pero por ahora, tener un bebé tan pesado es un excelente ejercicio.

- ¿Y entre tantos efectos especiales, la filmación de una película de ciencia ficción se siente como si fuera ciencia ficción... la realidad?

- La verdad, yo no tenía la menor idea del nivel de tecnología que iban a usar en la película. Para mí, lo fantástico y futurista lo hizo todo mucho más mágico y aterrador, en el mismo respiro. Pero yo también quise sentir la realidad de mi personaje y tuvimos especialistas increíbles en ese sentido. Siempre había alguien para llamar. Hubo muchas veces donde pude llamar al espacio para preguntar algo... y me respondían. Fueron muy útiles. En ese sentido, quería mantener la humanidad en este espacio tan avanzado tecnológicamente. Nunca antes había hecho una película así.

- Perdón, retrocedamos un poco. ¿Quiere decir que realmente habló con astronautas que estaban en el espacio?

- Sí.

- ¿Con quién habló exactamente?

- Preferiría dejar que los astronautas digan quiénes son... si quieren hacerlo. Yo tengo que respetar su privacidad, porque fueron increíblemente útiles. Responden los mensajes de email. Yo no podía creer que les llegó mi email, pero claro, todos nuestros mensajes van primero al espacio y después vuelven a la Tierra. Ellos estaban entusiasmados con nuestra película, porque en cierta forma mostramos lo que tanto admiran y ven sobre nuestro planeta, el universo que los rodea. Es un amor muy orgánico el que tienen. Tienen un aprecio muy profundo por nuestro planeta y la civilización. Tuvimos conversaciones muy agradables que nos dio una 'gravedad' de emoción real.

- ¿Pasó por algún tipo de entrenamiento especial para la filmación?

- ¡Parecía la gimnasia de Cirque du Soleil! Empezamos a entrenar seis meses antes del rodaje y después tuve que entrenar también todos los días, durante la filmación.

- ¿Alguna vez soñó con ser astronauta?

- No tengo ese don. Creo que se requiere un ser humano extraordinario para ser astronauta, policía o bombero. Es un don. Y yo no lo tengo. Soy la primera en admitirlo, no tengo esa clase de instintos.

En la película 'Gravity', Sandra Bullock interpreta a la doctora Ryan Stone, una brillante ingeniera que está en su primera misión espacial, con el agregado de George Clooney en el rol de un veterano astronauta. Y empezando con la mejor tensión, la película la muestra a ella intentando arreglar un telescopio cuando un misil ruso dirigido a un viejo satélite termina en un accidente que destruye la nave espacial. Con los protagonistas solos en medio del espacio y con poco oxígeno, la única posibilidad es aprovechar la 'gravedad' para llegar hasta las bases de astronautas rusos o chinos, como la única posibilidad de salvarse. Pero detrás de cámara, el gran héroe de la película, es el director Alfonso Cuarón que incluso escribió la historia, con su hijo Jonas.

- ¿La dirección de Alfonso Cuarón influyó en su decisión para aceptar la filmación de la película 'Gravity'?

- Es una vieja broma que hago desde hace mucho, pero muchos años. No importa la película que me tocaba, yo siempre decía: "Pidamos que la dirija Alfonso Cuarón", incluso cuando sabía que era imposible. Lo admiro muchísimo. Cuando leí el guión me pareció difícil imaginar como iban a poder hacer una película así, pero el hecho de tener a Alfonso (Cuarón), me dio suficiente fe. Y cuando lo conocí, me di cuenta que también tenemos puntos de vista muy similares en la vida. Siempre teníamos alguna conversación. Lo aprecio como ser humano y como artista.

- ¿Y George Clooney?

- Somos parte de un mismo grupo de amigos y conozco a George (Clooney) mucho antes de que el mundo lo conociera como el 'hermoso George'. Y la misma persona que era en aquel entonces, es la misma persona que es hoy. Es un hombre que ama el cine, un hombre que aprecia formar parte de un grupo que trabaja unido. Es el mejor compañero de equipo. Ni siquiera te das cuenta del nivel de éxito que tiene porque solo se preocupa por trabajar y ayudar. Es la misma persona que conozco desde hace años, cuando nuestro pelo era largo y rizado. Es el mismo. Y da gusto trabajar con George porque quiere que todos se vean bien. Quiere que todos tengan su momento, nunca fue el típico actor/director/productor narcisista que piensa en verse mejor que todos. Es el primero en preocuparse por los demás.

- Clooney es famoso por las bromas detrás de cámaras. ¿Hubo alguna en especial que se pueda contar?

- No. Tuvimos una tregua. El rodaje de esta película fue muy duro. No había lugar para las bromas. No teníamos tiempo libre. ¿Cómo vas a bromear con alguien que está colgado con doce cables, todo el día? Hicimos una tregua desde el principio. Este estudio de cine no era el lugar apropiado para jugar.

- ¿Pero no es cierto que se la pasaron haciendo bromas con el director, Alfonso Cuarón?

- No le hicimos ninguna broma, solo nos burlamos de él... todo el día (Risas).

- Dejando las bromas de lado, ¿Cómo espera que reaccione el público con la película 'Gravity'?

- Me encantaría que se sientan lo suficientemente bien como para salir del cine, queriendo hacer algo increíble que nunca antes habían hecho en sus vidas, si no lo hicieron todavía. ¿Qué se perdieron hasta ahora? ¿Qué es lo que les gustaría experimentar? Que dejen de mantener el aliento, preocupándose por todo. Hay muchas partes hermosas en esta película y sales sintiendo cierta esperanza, como si te hubieran dado una nueva oportunidad para nacer de nuevo, haciendo exactamente lo que se suponía que tenías que hacer en esta vida. Ese es el final de la experiencia tan hermosa y terrible que te da Alfonso Cuarón, con esta película.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación