Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salvadoreño que viajaba junto a Paul Walker era un exitoso empresario

Roger Rodas, amigo de Walker y originario de Santa Ana, recibió numerosos premios en manejo de finanzas así como reconocimiento por su labor altruista.

El salvadoreño, Roger Rodas (de lentes de sol) y su equipo de Always Evolving.

El salvadoreño, Roger Rodas (de lentes de sol) y su equipo de Always Evolving.

El salvadoreño, Roger Rodas (de lentes de sol) y su equipo de Always Evolving.

El salvadoreño que piloteaba el porsche en el que murió junto con su amigo Paul Walker era un filántropo exitoso en las finanzas y en las carreras.

Roger Wilson Rodas, nacido en Santa Ana el 31 de octubre de 1975, murió ayer en un accidente de tránsito en Santa Clarita, Los Ángeles, junto con el actor de la saga "Rápido y Furioso" Paul Walker. Había emigrado a Estados Unidos con su familia a una corta edad.

Rodas era un corredor de carros de carrera que había sido nombrado, este año, el noveno lugar en el Detroit Belle Grand Prix, también lo nombraron rookie en el Pirelli World Challenge GTS y ganó el segundo lugar en el Pirelli Porsche Driver's Cup en el 2012.

Por otra parte, con un título en Finanzas de Wharton School of Business, era el director de Merill Lynch, la división de manejo de finanzas y asesoría a clientes perteneciente al Bank of America. También recibió el premio certificado de la Board of Standards, Inc. De Planeador Financiero Certificado. También tenía la designación CIMA, que es el Certificado de Analista de Manejo de Inversiones, y la certificación ISC, que es el certificado de Consultor Inversionista Estrategia.

También era una persona muy dada a la caridad, pues era director, junto con Walker, de Reach Out Worldwide y de The Asomugha, una asociación que ayuda a huérfanos y viudas. Rodas ayudaba financieramente a fundaciones en El Salvador.

El actor y el empresario mantenían una amistad, impulsada por el interés de ambos en ayudar a los más necesitados y por su amor a los carros y a las carreras.

También era dueño de Cielo Recycling, una compañía centroamericana de reciclaje, y colaboró con muchas plantas de energía y granjas de viento en la región centroamericana.

Su esposa, Kristine Marie Rodas, es una instructora de fitness certificada y tiene un estudio de danza. Kristine queda con dos hijos menores de edad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación