Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Robots baratos que se arman solos

Científicos e ingenieros de Harvard y el MIT crearon robots de papel que se arman solos. Son pequeños, ligeros y podría explorar el espacio exterior y otros ambientes estrechos y peligrosos

Robots baratos que se arman solos

Robots baratos que se arman solos

Robots baratos que se arman solos

Al parecer está por nacer una nueva generación de robots que claman por ser más baratos y fáciles de fabricar. Recientemente, investigadores crearon máquinas complejas capaces de transformarse en autómatas móviles a partir de unos pocos materiales.

Inspirados en el antiguo arte japonés del origami, juguetes infantiles y posiblemente de las películas de "Transformers", científicos e ingenieros de Harvard y el MIT crearon robots de papel que se arman solos.

Están hechos con materiales para hobbies que cuestan unos 100 dólares. Después de instalarles baterías y motores minúsculos, un robot de papel se yergue sobre cuatro patas endebles y comienza a deslizarse de manera espasmódica. Se transforma de una hoja de papel en un robot de cuatro patas en sólo cuatro minutos.

Este tipo de robot pequeño y ligero podría explorar el espacio exterior y otros ambientes peligrosos, y meterse en lugares estrechos para realizar búsquedas, dijeron investigadores, pero es sólo el inicio de lo que podría ser la revolución robótica que desde hace mucho tiempo se ha imaginado.

El investigador de robótica en Harvard, Sam Felton, el principal autor del estudio publicado, y su coautora Daniela Rus, del MIT, explicaron que imaginan que llegará un momento en que alguien que quiera un perro-robot capaz de caminar vaya a una tienda que tenga el equipo especializado para fabricarlo.

Con el tiempo, la tecnología podría producir máquinas más complejas.

En principio será posible decir: 'Quiero un robot que juegue ajedrez conmigo', y generar una máquina que tenga las habilidades informáticas para jugar ajedrez contigo", expresó Rus.

Hoy día cuesta mucho dinero construir un robot, pero este método es rápido, barato y especializado, apuntó Rus.

Y señaló este es un proceso de diseño sencillo, flexible y rápido, y un paso más cerca de la visión de tener robots en construcción las 24 horas del día.

Estos robots no están cerca de parecerse a los "Transformers" que cobraron fama con la serie animada y las películas. Una vez que se ensamblan automáticamente con bisagras activadas por calor que les permiten doblarse, ya no hay más cambios, aseguraron Rus y Felton.

Los robots comienzan un poco más pequeños que una hoja de papel normal. Se añaden baterías y motores que se compran en las tiendas por unos 80 dólares. En conjunto, las máquinas primitivas que hicieron los investigadores, junto con el equipo para construirlas, cuestan menos de 1.000 dólares cada uno, informó Felton.

Los robots miden unos 15 centímetros de largo por 15 de ancho, y unos cinco centímetros de altura. Pesan menos de 85 gramos. Se mueven a una velocidad de cinco centímetros por segundo, pero pueden fabricarse más grandes o más pequeños, con ciertas limitaciones, señaló Felton.

Y agregó que el sistema de activación por calor de las bisagras se inspiró en los juguetes Shrinky Dinks, que se encogen y doblan al ponerse en el horno.

El pionero de la robótica Rodney Brooks, profesor emérito del MIT y quien no participó en la investigación, puntualizó que esto podría ser cercano a otros grandes cambios en la tecnología, como las impresoras 3D o incluso la computadora ENIAC de 1947.

"Muchas más personas se sumarán a trabajar en estas técnicas, cada una haciendo progresos acumulables, y en algunas décadas nos preguntaremos por qué tardamos tanto en llegar a donde habremos llegado", finalizó Brooks en un correo electrónico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación