Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Robots Aibo no tienen "veterinarios"

Nacieron en 1993 como parte de un proyecto de investigación y se vendieron a un precio de 2,000 dólares.

Los Aibo se catalogaron como electrodomésticos.

Los Aibo se catalogaron como electrodomésticos.

Los Aibo se catalogaron como electrodomésticos.

Siete años después de que se dejara de fabricar el mítico Aibo, el perro robot que la compañía japonesa Sony lanzó en 1999, se ve abocado al apagón tecnológico por la falta de piezas de repuesto y de personas capaces de repararlos.

En marzo de este año, la compañía nipona cesó la recepción de solicitudes de reparación de su mascota más conocida, un modelo autómata con la forma de un perro capaz de ladrar, identificar la cara de su dueño y desarrollar un carácter propio en función de las interacciones con sus propietarios y con el entorno.

Con el fin de prolongar la vida de sus cachorros, los amos de los Aibo han abierto una página en Internet en la que intercambian información para poder repararlos, e incluso un grupo de ingenieros jubilados de Aibo han fundado una empresa para mantenerlos a punto.

Catalogado como electrodoméstico, las piezas de repuesto de los canes son por ello limitadas, y ahora las 150.000 unidades que la empresa ha vendido durante siete años tienen que buscar vías de saneamiento alternativas por la falta de "veterinarios" cualificados. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación