Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roberto Salomón por la exportación del teatro

El histrión asegura que las producciones nacionales que pasan por el Teatro Poma reúnen los requisitos para ser productos de exportación. Sus colegas en Washington ven con buenos ojos el talento salvadoreño

Roberto Salomón por la exportación del teatro

Roberto Salomón por la exportación del teatro

Roberto Salomón por la exportación del teatro

WASHINGTON. La producción de teatro salvadoreño que se ha montado para las temporadas del Teatro Luis Poma es producto calidad de exportación. Y el experimentado director Roberto Salomón, quien dirige esa institución desde su fundación hace 12 años, lo ve como el próximo paso a seguir para visibilizar desde la perspectiva artística las artes escénicas nacionales en el exterior.

Así, manos a la obra, viajó al Norte y sostuvo la semana pasada una serie de reuniones de trabajo en Washington DC, para buscar una puerta de entrada a las piezas de factura nacional en el mercado latino estadounidense, en especial entre la población salvadoreña en esa región, ávida de tener una oferta cultural cuscatleca de calidad.

El también actor aprovechó la visita a la capital norteamericana para reunirse con directores y productores de los dos teatros en español que funcionan en la ciudad: el Teatro Gala, en Washington y el Teatro de la Luna, cuya sala está en Arlington, Virginia. Además, sostuvo una serie de encuentros con otros centros culturales con potencial interés en mostrar obras nacionales en el área metropolitana de Washington.

"Yo creo que después de 12 años del Teatro Luis Poma estamos listos para mostrar nuestro trabajo en el exterior. Los ecos que hemos tenido sobre la calidad del teatro en El Salvador han sido bastante impresionantes. La gente que viene de Centro y Sudamérica sale muy impresionada de esa calidad de las puestas en escena, de las producciones y de la calidad actoral sobre todo", comentó Salomón.

Una de las premisas para impulsar esta nueva propuesta, de tratar de llevar a El Salvador a la plataforma internacional del teatro busca dar el salto en 2016. Un primer proyecto busca mostrar –por lo menos – cuatro montajes salvadoreños en las tablas estadounidenses.

Para el artista, este es un esfuerzo, cuyo objetivo final es romper con la ausencia del país en festivales internacionales de teatro profesional.

Salomón reconoce que ha iniciado esta gestión en la capital estadounidense por los buenos contactos y la disposición mostrada en apoyar el proyecto por parte de la Embajada de El Salvador en Washington.

"Para empezar es Washington o Los Ángeles, que es donde tengo contactos, aquí está como embajador Francisco Altschul, que es una persona que conozco de toda la vida y que además es alguien que cree en la importancia de la cultura", agregó luego de concluir la jornada de reuniones apoyadas por la misión diplomática y trastocadas por la gélida semana invernal en la costa este de Estados Unidos.

El reconocido director artístico del Teatro Poma -que en los 12 años de creado, con el apoyo de la Fundación Poma, ha logrado consolidar un sólida audiencia con una amalgama de producción, algunas de factura 100 por ciento salvadoreña- considera que es un buen momento para poder llevar algunas de esas obras al exterior y mostrarlas en lo que podría ser un "Festival de Teatro Salvadoreño en Washington" para 2016.

Hay que reconocer que uno de los grandes aciertos del Teatro Luis Poma desde su gestación ha sido lograr hacer producciones con compañías y directores invitados, con lo que se abrió el espectro a grupos independientes y de diferentes referencias, siempre y cuando se cumplieran reglas y controles de calidad en las producciones para ser incluidas en la cartelera.

"El Teatro Poma ha establecido varias cosas. Antes de que existiera este teatro, los grupos nunca se ponían fecha de estreno; ahora nosotros programamos con un año de antelación. Los grupos si quieren participar están obligados a dar una fecha de estreno y la tienen que respetar; en los 12 años del Poma no ha habido ni un solo grupo que haya fallado a su compromiso de estreno, algunos han desistido en el camino, pero por otras razones, pero una vez programados no", explicó.

Otro factor importante ha sido el público que ha ido exigiendo una calidad mayor con el paso del tiempo lo que ha llevado a experimentar una transformación positiva hacia mayores exigencias de los actores y del mismo público.

Al revisar en el tiempo piezas que estuvieron en sala hace 10 años, ahora estas no serían aceptadas, reconoció Roberto Salomón.

Este ambicioso proyecto de exportación del teatro salvadoreño también pretende poner en relieve la nueva dramaturgia que está nutriendo parte del repertorio en sala, con creaciones genuinas para el teatro de este país.

Las piezas consideradas en este proyecto para ser mostradas en los Estados Unidos ya están listas, con lo que se facilita la materialización de la propuesta, pues empezaría la fase de gestionar fondos para lo logística de transporte, estancia y caché para los actores, directores y dramaturgos invitados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación