Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Riesgos de la exposición prenatal al alcohol

Problemas de equilibrio, coordinación y habilidad para jugar con una pelota fueron detectados durante la investigación.

Los niños con trastorno del espectro alcohólico fetal (FASD, por su nombre en inglés) tienen alto riesgo de padecer discapacidad de la motricidad gruesa, según muestra una revisión de estudios previos.

"Analizamos el impacto de la vacuna durante cuatro años consecutivos", indicó el autor principal, doctor Eyal Leshem, de los CDC, Atlanta. "La gran disminución al comienzo de la vacunación no se detuvo."

Los autores observaron que las áreas más comprometidas eran el equilibrio, la coordinación y las habilidades con la pelota.

"Es biológicamente posible porque el alcohol es un teratógeno que daña el cerebro en desarrollo", dijo la autora principal, Barbara Lucas, del Instituto de Salud Global, Sídney, Australia. "Las áreas cerebrales afectadas son aquellas con una función importante en el control motor".

Los autores incluyeron 14 estudios en el análisis final; pudieron combinar los datos de 10 de esas investigaciones.

Las probabilidades de que un niño padeciera una alteración de la motricidad gruesa se triplicó con el diagnóstico de FASD o la exposición a cantidades de alcohol moderadas o altas durante el embarazo.

El equipo no pudo determinar la proporción exacta de niños con trastornos motores por la exposición al alcohol.

Lucas explicó que el consumo de 10 copas de alcohol por semana equivale a una exposición moderada o alta. Aún no existe un nivel seguro de consumo de alcohol durante el embarazo. "La opción más segura es evitarlo", apuntó. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación