Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Responsabilidad al escribir en Internet pide RAE

Especialmente en redes sociales se tiende a eliminar la "h" y a sustituir la "q" por la "k", por ejemplo

El IX Seminario Internacional de Lenguaje y Periodismo se centró en "El español del futuro en el periodismo de hoy".

El IX Seminario Internacional de Lenguaje y Periodismo se centró en "El español del futuro en el periodismo de hoy".

El IX Seminario Internacional de Lenguaje y Periodismo se centró en \"El español del futuro en el periodismo de hoy\".

La directora del Departamento de "Español al día" de la Real Academia Española (RAE), Helena Hernández, reclamó ayer, especialmente a los profesionales de la comunicación, "cuidado y responsabilidad" al escribir en Internet para evitar que eso empobrezca el idioma.

Hernández participó en la última mesa redonda del IX Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que se celebró en San Millán de la Cogolla (La Rioja) con el lema "El español del futuro en el periodismo de hoy".

Detalló que su departamento, que recibe las consultas sobre el español en la RAE, ha alcanzado los 600.000 seguidores en Twitter, lo que demuestra que "hay interés por escribir bien".

Hernández afirmó que "la planificación y adecuación a la norma es igual en soportes digitales y tradicionales", pero "otra cosa son los actos más o menos privados", sobre todo en redes sociales, que "están gobernados por la inmediatez, por la limitación de tamaño o por vínculos emocionales".

Repasó algunas características de la escritura en redes sociales, como prescindir de la h muda y del punto en las abreviaturas; que la q haya pasado a ser siempre k; reducir palabras a sus consonantes; usar solo las mayúsculas como símbolo emocional y eliminar algunos acentos.

En general, dijo, "se elimina todo lo que se considera superfluo", como ocurre con el punto y coma, "del que hasta nos han llegado bulos que dicen que la RAE lo ha eliminado".

Otras cuestiones que mencionó son el abuso de puntos suspensivos, dar nuevos significados a elementos auxiliares, como la arroba para incluir a los dos sexos; y "emplear coloquialismos y neologismos por doquier".

Todos esos usos, ha admitido, "pueden producir cambios en estándar lingüístico" y "algunos, aunque se usen casi a título individual, ponen en riesgo la unidad ortográfica del español".

Malas costumbres

Por eso, señaló que "hay que tener cuidado porque nos podemos acostumbrar a determinadas formas de escritura en contextos sin importancia, pero que acaben contaminando otro tipo de escritos, sobre todo para gente no formada".

Para ella, "muchas personas no tienen problema para adecuarse a registros diferentes", pero "las consecuencias pueden ser malas para los nativos digitales y para su dominio de discursos complejos".

"Tenemos la responsabilidad de formar a individuos capaces de pasar de un registro a otro porque las nuevas generaciones, que son nativos digitales, tienen ese riesgo", concluyó Hernández, quien pidió que no se haga "dejación del patrimonio lingüístico del español" al utilizar las nuevas tecnologías.

El jefe de Medios Interactivos de CNN en español, Juan Andrés Muñoz, ha justificado que "no se escribe ya como antes", que hoy se escribe "desde cualquier lugar y situación mientras se come, desde el coche o el sofá" y "eso moldea el lenguaje".

"La rapidez es una obsesión, también porque se sabe que se puede corregir y se sacrifica la precisión por sacar la noticia antes; y creemos que no tenemos por qué escribir perfectamente, ya lo arreglaremos luego", ha explicado.

Pero también consideró que la situación actual es solo una evolución más del lenguaje. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación