Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rebanan un cerebro para crear atlas tridimensional

Para hacer el atlas, los investigadores partieron el cerebro del cadáver de una mujer de 65 años en 7,400 secciones delgadas, las tiñeron para revelar características diminutas y fotografiaron cada una

Los investigadores cortan secciones de un cerebro preservado en cera de parafina en finas láminas de 20 micrómetros. Foto/ AP

Los investigadores cortan secciones de un cerebro preservado en cera de parafina en finas láminas de 20 micrómetros. Foto/ AP

Los investigadores cortan secciones de un cerebro preservado en cera de parafina en finas láminas de 20 micrómetros. Foto/ AP

Los científicos tienen un nuevo atlas del cerebro que los ayudará a estudiar su órgano favorito. Se trata de un modelo digital tridimensional llamado "BigBrain."

Su resolución es más fina que un cabello humano, por lo que puede revelar grupos de células cerebrales e incluso algunas células individuales grandes. El modelo estará a disposición de científicos de todo el mundo.

Para hacer el atlas, los investigadores partieron el cerebro del cadáver de una mujer de 65 años en 7,400 secciones delgadas, las tiñeron para revelar características diminutas y fotografiaron cada una. Luego usaron computadoras para combinar los datos en un modelo digital en 3D.

La idea de rebanar un cerebro en finas láminas para estudiar su anatomía no es nueva. De hecho, los cuerpos completos de un hombre y una mujer se cortaron y fotografiaron hace unos 20 años para crear una referencia de anatomía llamada el Proyecto Humano Visible.

Para el nuevo proyecto de mapeo cerebral, los investigadores eligieron el cerebro de la mujer por ser básicamente sano, pero no hubo otra razón en particular, dijo Katrin Amunts de la Universidad Heinrich Heine en Düsseldorf, Alemania.

Amunts es la autora principal de un informe sobre el atlas publicado el jueves en la revista Science. Los científicos han comenzado a mapear los datos de otros estudios del cerebro en el nuevo modelo para obtener nuevos conocimientos, dijo el autor principal Karl Zilles, del instituto de investigaciones Juelich Aachen en Juelich, Alemania.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación