Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Quinceañera fashonista

El tradicional color rosa ya no es la primer opción de las jóvenes que cumplen 15 años, ahora la tendencia se marca por tonos vibrantes

Quinceañera fashonista

Quinceañera fashonista

Quinceañera fashonista

Al llegar a los 15 el mundo de las jóvenes cambia, pues dejan la niñez y se convierten en señoritas, y en América Latina es una tradición celebrarlo con una fiesta especial de cumpleaños. Para muchas debe ser una gran fiesta porque representa la entrada a la primavera de sus vidas, y por lo tanto este es un cambio importante.

Frecuentemente algunas quinceañeras planean su fiesta desde que cumplen los 14 años o desde los 13 años. Planificar este festejo con seis meses de anticipación resulta muy poco tiempo, por eso, esta celebración debe de planificarse con suficiente anticipación.

Como es de esperar la fiesta estará llena de amigos y familiares, por lo que la música y la ambientación serán muy importante, pero sobre todo lo será la festejada. De ahí que se deba cuidar cada detalle para crear un look impactante y que refleje su esencia.

El vestido de una quinceañera es una tarea que debe de contemplar una palabra: inspiración.

Como profesional en el campo de la moda, frecuentemente vemos a quinceañeras que escogen su vestido por distintas razones: el tema especial de su fiesta, por el precio, por un color que les gusta o porque ese estilo está de moda, entre otras.

Pero las razones anteriores no aseguran que el vestido elegido será el apropiado, porque pueda que el estilo no sea el adecuado para la forma de su cuerpo ó que no sea el correcto a para el tema de la fiesta.

O pueda que los materiales utilizados no sean de calidad, el color no sea el adecuado para el color de piel, que el vestido resalte los puntos débiles, o a veces sucede que al tener el vestido la quinceañera cambia de opinión porque ya no le gusta.

Por estas razones es importante ponerse en manos de un experto que para ese día especial. Y sobre todo considerar los siguientes factores: el estilo debe de estar acorde a la forma del cuerpo, el color debe ser de acuerdo al color de la piel y debe de estar acorde al tema que se haya seleccionado.

Además es importante que la quinceañera se sienta cómoda con el vestido, que debe tener movimiento y fluidez. Lo más importante es que los materiales que se utilicen reflejen que fue pensado especialmente para la persona.

Un vestido inspirado puede ser en un tema de la naturaleza, en la colección "Inspiración Azul" una fotografía de un árbol lleno de mariposas Morpho resultó ser la inspiración para un vestido de quinceañera solicitado en esa tonalidad.

La idea es plasmar esa inspiración en la formas utilizadas o en los materiales. En este caso se busca que la quinceañera luzca como una princesa, llena de glamour y fantasía.

En este vestido la forma de las mariposas y cómo estas se ven en el árbol fue la inspiración para la falda, la que se elaboró en una tafeta de botonetas al aire en relieve, las cuales en su caída semejan a las mariposas.

Para el top se utilizó un encaje francés en el mismo tono de azul sobre un chantú en azul pavo, de manera que se lograra un efecto de textura romántica al usar el encaje.

El centro del top lleva unas formas circulares en pedrería blanca y azul, pero con el cuidado de no abusar de la pedrería, ya que no deben competir con las joyas y demás accesorios que complementarán el ajuar.

Para este tipo de outfit, lo ideal es que se utilice un peinado romántico de trenzas u ondas y un maquillaje con énfasis en los ojos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación