Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Ya no queremos que más niños se involucren en maras"

Varios estudiantes salvadoreños y extranjeros quieren retribuir un poco de su suerte y contribuir a mejorar la educación en el centro escolar República de Honduras

"Ya no queremos que más niños se involucren en maras"

"Ya no queremos que más niños se involucren en maras"

\"Ya no queremos que más niños se involucren en maras\"

Carlos Escobar Fuentes es un estudiante salvadoreño que logró una beca para estudiar en el United World College Red Cross Nordie, en Noruega. Ahí conoció a Knut Isak Willoch, otro estudiante originario de ese país europeo. Con el objetivo de poder ayudar a otros estudiantes en El Salvador aplicaron a un premio que otorga la organización Save the Future Generation y ganaron el premio de mil dólares.

Tras haber recibido el dinero ellos decidieron invertirlo en mejorar las condiciones físicas del centro escolar República de Honduras, ubicado en la colonia Ivu, cerca del centro de San Salvador.

A estos jóvenes se unieron otros estudiantes salvadoreños y extranjeros, alrededor de 30 en total, que ya llevan dos semanas realizando mejoras en la escuela.

"Estos niños son la generación del futuro y estoy muy contento de poder ayudar aunque sea con un poco de lo que yo puedo hacer. Yo no quiero que más niños se involucren en maras, hay que hacer todo lo posible para abrirles las puertas para que tengan mejores oportunidades", enfatizó Carlos Escobar Fuentes.

En las dos semanas que trabajarán en la escuela Honduras se remozarán la fachada y parte del interior. Además, se han pintado varios murales que hablan sobre la conservación del medio ambiente y mensajes de paz.

"Para mí es un privilegio poder contribuir a mejorar la apariencia de la escuela y poder dejar plasmados mensajes positivos en los murales", dijo Melvin González, un joven pintor y estudiante que ha colaborado.

Por su parte Knut Isak Willoch afirmó: "estoy disfrutando mucho poder ayudar aquí. El Salvador es muy diferente de mi país. Es increíble que con solo mil dólares se puede hacer mucho".

Debido a las mejoras que estos estudiantes han hecho una empresa privada se unirá al esfuerzo y donará varias computadoras para crear un centro de cómputo, según afirmaron.

En este tiempo también han impartido clases de inglés a los estudiantes de la escuela.

"Siento que los salvadoreños estamos en nuestra zona de confort. Todos nos quejamos de que estamos mal pero muy pocos hacen algo para cambiar eso. Allá fuera hay oportunidades, pero tenemos que salir a buscarlas porque sino no van a venir a buscarnos a nosotros a la comodidad de nuestra casa", concluyó Carlos Escobar Fuentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación