Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protector solar previene el envejecimiento

Un nuevo estudio de Australia reitera que el sol provoca serios daños a la piel.

Siempre que se exponga al sol la piel debe cuidarse con un protector solar.

Siempre que se exponga al sol la piel debe cuidarse con un protector solar.

Siempre que se exponga al sol la piel debe cuidarse con un protector solar.

Un equipo de Australia comprobó que el uso diario de pantalla solar protege a la piel del envejecimiento.

Aunque es conocida la utilidad de la pantalla solar para prevenir quemaduras solares y reducir el riesgo de cáncer de piel, faltaban estudios rigurosos sobre cómo su uso influye en los signos del fotoenvejecimiento. Aun así, un dermatólogo ajeno al estudio consideró que los resultados refuerzan lo que los dermatólogos ya sabían y les decían a sus pacientes.

"Si se le pregunta a la mayoría de los dermatólogos (...) dirán cuáles son las dos medidas que les recomiendan a los que realmente quieren evitar el fotoenvejecimiento: no fumar y utilizar pantalla solar", dijo el doctor Alan Boyd, del Centro Médico de Vanderbilt University, Nashville.

"La cantidad de personas con cambios precancerosos en la piel disminuye cuando se utiliza habitualmente pantalla solar", agregó.

El equipo de Adele Green, del Instituto de Investigación Médica de Queensland, analizó información de 903 adultos menores de 55 años controlados entre 1992 y 1996. A la mitad se le había indicado aplicarse cada mañana una pantalla solar con FPS 15 o superior en la cara, el cuello, los brazos y las manos, y volver a aplicarla si era necesario.

El resto utilizó una pantalla solar a discreción. Al inicio y al final del estudio, el equipo midió el fotoenvejecimiento en la piel de la mano izquierda de cada participante. En cuatro años, no aparecieron cambios detectables en la piel de los participantes que habían utilizado la pantalla solar todos los días y tras considerar otros factores asociados con la exposición al sol. Ese grupo era un 24 % menos propenso a tener signos de un mayor envejecimiento de la piel (variaciones clínicas no visibles a simple vista) que quienes decidieron por su cuenta cómo utilizar la pantalla solar, según publica el equipo en Annals of Internal Medicine. El betacaroteno, que también consumieron los participantes, no mostró efecto protector alguno contra el envejecimiento de la piel.—REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación