Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Música

Productoras salvadoreñas se diversifican

Grabar en estudios ya no es su principal oferta. Algunas de ellas han apostado a la producción de eventos en vivo, apoyando así la escena “indie”. 

Cartas a Felice. Banda nacional de movimiento indie

El grupo "Cartas a Felice" durante un ensayo en las instalaciones de MTZ Records, donde se realizan conciertos de bandas independientes. | Foto por Cortesía MTZ Records

La industria de los discos compactos entró en decadencia hace algunos años y el auge de las plataformas streaming tomaron la batuta. Ante ello, algunos estudios de grabación nacionales se diversifican para poder sostenerse en el mercado musical del país.

Tanto así que la producción de eventos, festivales y conciertos es una de sus apuestas más fuertes. 

El apogeo de las bandas independientes ha sido un oasis para ellos. Muchas de ellas, como Polyfacetik, Cartas a Felice y Safari Volvo han tocado sus puertas para trabajar en conjunto, ya sea para grabar sus temas o para montar un concierto “conceptual”. 

TMZ Records y Glitch Group son un ejemplo de esta transformación de producir en un estudio a producir espectáculos en vivo.

“La mayoría de estudios estamos en pañales en comparación de cómo se trabaja en estudios de Estados Unidos y otros países. Pero por amor se mete uno a este rollo”, explicó Alejandro Martínez, músico e ingeniero en sonido graduado en Texas.

Pero no solo la puesta en escena es una oferta para estos estudios de grabación, escuela de música, iniciativas artísticas, literatura infantil, son actividades que se ofrecen para autosostenerse y crecer en la industria en El Salvador.

“Si quiere que se eleve el nivel de todo hay que cambiar. Así que decidimos aterrizar y fusionar lo que sabemos: producción audiovisual, manejar el equipo de sonido, mezclamos...”, comentó David Guardado, productor y batero de “In Lak Ech 1320”, “Dr. Parker” y “Safari Volvo”.

Según Guardado un cambio desde la visión de los músicos, quienes muchas veces aceptan “cualquier cosa como pago” y del público, quienes sí aprecian lo extranjero pero no lo local. A esta visión de cambio se suma Martínez, quien afirmó que MTZ Records“trata de que los artistas se sientan respetados”.

Y el trabajo de estas productoras fuera de los estudios se ha evidenciado. Eventos denominados GlitchZone o “Terapia para tus sentidos” (que se realizará el próximo septiembre) o los que impulsó en su momento el Indie Collective, son parte del movimiento “indie”, que se afinca cada vez más en el país, y que propone una propuesta musical y de entretenimiento propia.

Aunque el valioso aporte como estudios de grabación no sea siempre prioridad dentro de su oferta, la escena indie sigue valiéndose de estas casas productoras para desarrollar sus espectáculos con la mejor calidad de sonido que puedan tener. 

“Debemos unirnos para levantar la industria y tiene que haber disposición para que en unos años tengamos un público que invierta en la propuesta nacional”, aseveró Guardado.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación