Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proceso para beatificación será más barato

Los costos de canonización tendrán un límite. Quien desee postular a algún personaje ahora podrá tener un estimado de cuánto dinero podría constarle el proceso. El Papa Francisco ha dicho que desea una "Iglesia pobre para los pobres"

Proceso para beatificación será más barato

Proceso para beatificación será más barato

Proceso para beatificación será más barato

El Vaticano anunció esta semana que puso un límite a los presupuestos de beatificación y canonización, como otra medida de moderación hecha por el Papa Francisco.

El cardenal Angelo Amato, director de la oficina vaticana de canonizaciones, anunció el cambio durante una reunión del lunes pasado con los postulantes, encargados de los casos de santificación en las dilatadas investigaciones sobre la vida de los beatificados y sus milagros.

Indicó el purpurado que los postulantes deben guiarse ahora por un "precio de referencia" para reducir los gastos generales y hacer el proceso más asequible en los casos con menores recursos.

No es un secreto que los casos respaldados por acaudalados donantes con frecuencia avanzan con mayor celeridad en el proceso que otros que cuentan con menos recursos.

El Papa Francisco ha dicho que desea una "Iglesia pobre para los pobres".

Esta nueva medida ayudará para que las diócesis y las congregaciones religiosas sepan cuánto costaría el proceso para convertir en beatos a su santo local.

La "novedad está inspirada en el sentido de sobriedad y equidad para evitar que haya desigualdades entre las varias causas", aseguró Amato.

El periódico del Vaticano " L'Osservatore Romano publicó esta semana que la tabla de tarifas se ha elaborado en los últimos meses y estuvo a cargo del ministerio vaticano.

Los gastos del proceso de canonización implican principalmente dos tareas; el pago a los postuladores y el abono de las tasas que cobra la Santa Sede.

El proceso de canonización se ha caracterizado hasta hoy por tener precios demasiado elevados y esto ha impedido a muchos impulsores promover la santidad de algún personaje específico. Con los nuevos cambios también se podrán aceptar donaciones.

"Algunos ya comenzaron a hacer llegar propuestas, dijo Amato, quien además afirmó que su dicasterio está dispuesto a poner de su parte para promover causas significativas a pesar de que no cuenten con financiamiento económico.

Las fases

El procedimiento de la canonización está compuesto de cuatro etapas. El primer título que se entrega es Siervo de Dios, el segundo Venerable, el tercero es Beato y el cuarto Santo.

Para que una persona sea canonizada existen dos vías: de las virtudes heroícas y del martirio. Además, se debe comprobar que la persona haya realizado uno o dos milagros.

"Lo que hace falta para la beatificación y la canonización son señales divinas que confirmen el juicio de la Iglesia respecto a la virtud o el martirio del siervo de Dios. La Iglesia toma por tal señal divina un milagro obrado por intercesión del candidato. Pero el proceso por el cual se comprueban los milagros es tan rigurosamente jurídico como las investigaciones sobre el martirio y las virtudes heroicas", explica el sitio web especializado en catolicismo www.es.catholic.net.

"El proceso de milagros debe establecer: a) que Dios ha realizado verdaderamente un milagro (casi siempre la curación de una enfermedad) y b) que el milagro se obró por intercesión del siervo de Dios", agrega.

Las nuevas reformas en el trabajo de la Congregación incluyen la creación de un camino preferencial para los eventuales beatos y santos que provengan de zonas pobres o que sean poco conocidos en el mundo católico, según informó el periódico español La Razón.

Autoridades del Vaticano han afirmado que se dará preferencia a los cristianos víctimas de las persecución nazi y comunistas que eclosionaron en Europa del Este durante el siglo pasado.

¿Cuánto cuesta proclamar un santo?

La Razón cuestionó a representantes eclesiales sobre estas cantidades. "Es imposible calcular un precio medio", respondieron.

La explicación que dan es que cada caso es diferente e implica niveles de complejidad distintos. Aunque lo evidente es un proceso caro y poco accesible debido a la recopilación y presentación de la "positio" (documento que sirve para probar que la persona que se quiere declarar santo tuvo una vida ejemplar) y por el alargado proceso requerido.

Para elaborar la positio es necesario llevar a cabo una investigación minuciosa que incluya documentos biográficos del posible santo, entrevistas a quienes le conocieron, recopilación de sus escritos, entre otros.

Uno de los requisitos más caros es la demostración del milagro. Esto requiere detalladas investigaciones hechas por peritos, notarios, médicos, análisis de laboratorios, etc. "Hay que pagar el trabajo de todos aquellos profesionales que están involucrados. Es un precio razonable", comenta un trabajador no identificado del gobierno de la Santa Sede.

Aunque los precios ahora serán más bajos, quienes han postulado a alguien para convertirlo en santo seguramente tendrán que continuar esperando, pues los casos abiertos en Roma aún son muchos y las autoridades afirman tener una especie de "atasco administrativo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación