Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prevenga la osteoartritis

Expertos de Mayo Clinic ofrecen sugerencias para prevenir la afección y cómo lidiar con ella

La osteoartritis de la rodilla es de las más comunes, puede afligir a casi una de cada dos personas en algún momento.

La osteoartritis de la rodilla es de las más comunes, puede afligir a casi una de cada dos personas en algún momento.

La osteoartritis de la rodilla es de las más comunes, puede afligir a casi una de cada dos personas en algún momento.

"Casi toda persona está destinada a padecer osteoartritis si vive lo suficiente", es un conocido dicho entre los expertos en artritis que está respaldado por cifras. Esta afección de las articulaciones, dolorosa y generalmente debilitante, es la clase más común de artritis y uno de sus tipos es la osteoartritis de la rodilla, que puede afligir a casi una de cada dos personas en algún momento de la vida.

La obesidad, las lesiones de las articulaciones, el uso excesivo de una articulación, los antecedentes familiares y simplemente la vejez son algunos factores de riesgo.

Los médicos de Mayo Clinic, la reumatóloga Shreyasee Amin y el cirujano ortopédico Aaron Krych ofrecen las siguientes sugerencias para prevenir la osteoartritis o lidiar con ella.

La primera es lograr un peso sano para aligerar la carga de las articulaciones.

"Cada libra perdida puede derivar en una disminución de hasta cuatro libras en la carga para las rodillas", dice la reumatóloga Amin.

Otra sugerencia es hacer ejercicio para fortalecer los músculos que rodean las articulaciones y conservar la amplitud de movimiento.

Asimismo, recomiendan utilizar dispositivos de ayuda, tales como mangos especiales para abrir frascos y proteger las articulaciones de los dedos, soportes para la rodilla o un bastón para aligerar la carga de las rodillas.

Además, de mantenerse en buena forma en general mediante ejercicios aeróbicos de bajo impacto, como ciclismo o ejercicios acuáticos. Y si practica deportes, aprender técnicas para proteger los músculos y las articulaciones.

"Muchas personas que se lesionan el ligamento cruzado anterior (LCA) corren riesgo de desarrollar osteoartritis postraumática. El mejor método de prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior es participando en programas de detección y prevención, sobre todo los atletas que corren alto riesgo", detalla Krych.

El cirujano ortopédico junto a otros científicos de Mayo participa en el estudio financiado por la Fundación de la Artritis para analizar los daños en el cartílago después de una lesión del ligamento cruzado anterior y antes de que comience la osteoartritis.

Cómo vivir con la afección

Los especialistas dan consejos de cómo lidiar con la afección. Entre ellos están los ejercicios acuáticos, como nadar, caminar en el agua y hacer ejercicios aeróbicos en el agua, son buenas maneras de hacer ejercicio sin afectar articulaciones como la de la rodilla.

El taichí y el yoga pueden fortalecer los músculos y ayudar a mantener el equilibrio. Otra alternativa de ejercicio es andar con zapatos que ofrezcan suficiente amortiguación y plantillas para el tipo de osteoartritis que uno padece.

Amin añade que "podría ser provechoso reunirse con un fisioterapeuta para diseñar un programa personalizado de ejercicios (...) Cuando uno puede hacer los ejercicios que le gustan, mayor es la probabilidad de hacerlos".

Hacer algunos ajustes en la casa y lugar de trabajo puede facilitar las labores cotidianas.

Según cuáles sean los problemas de la osteoartritis, un teclado para el computador y un ratón ergonómicos pueden ofrecer más comodidad.

Cuando la osteoartritis dificulta la vida en la casa o en el trabajo, vale la pena hacer una lista de los problemas y consultar con un terapeuta ocupacional, sugiere la reumatólogo.

Krych dice que existen pruebas respecto a que levantar peso puede dañar aún más la rodilla artrítica. El médico sugiere aplicar la siguiente técnica para levantar objetos pesados:

Levantar con las piernas, no con la espalda. Doblar las rodillas, nunca la cintura.

Separar los pies hasta la altura de los hombros y colocarse lo más cerca posible del objeto a levantar.

Contraer los músculos abdominales y exhalar el aire mientras se levanta el objeto pesado para sujetar la espalda.

Sostener el objeto pesado cerca del cuerpo al levantarlo.

Y no girar ni doblarse mientras se levanta cualquier objeto pesado. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación