Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prevén eliminación gradual del uso de mercurio

La minería de oro es una de las principales fuentes de contaminación, especialmente de mercurio.

El mercurio que llega al mar tiende a acumularse en los peces y así entra en la cadena alimenticia.

El mercurio que llega al mar tiende a acumularse en los peces y así entra en la cadena alimenticia.

El mercurio que llega al mar tiende a acumularse en los peces y así entra en la cadena alimenticia.

Un nuevo tratado mundial podría eliminar en un plazo de tres décadas el uso comercial de mercurio en todo, desde baterías, pinturas y cremas hasta instalaciones de servicios públicos y minería de oro a pequeña escala, dijo esta semana el jefe de la agencia ambiental de la ONU.

Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, describe la Convención de Minamata sobre el Mercurio como un importante cambio de escenario para el elemento natural que "una vez liberado en el ambiente mediante un proceso industrial" tiende a acumularse en peces y abrirse paso hasta la cadena alimentaria.

El acuerdo aún necesita la ratificación de decenas de países, e incluye una concesión a los países con minería de oro a pequeña escala, una de las mayores fuentes de contaminación.

El primer convenio mundial sobre el medio ambiente y la salud en casi una década se adoptó formalmente como ley internacional sin mucha atención mundial en una reunión en Japón la semana pasada, en la que participaron cerca de 140 delegaciones gubernamentales, expresaron funcionarios de la ONU.

Más de 90 países y la Unión Europea firmaron.

India y Rusia no firmaron, pero China y la UE lo hicieron y Estados Unidos pensaba hacerlo, pero no pudo la semana pasada debido al cierre parcial de su gobierno.

Steiner señaló que el tratado, que todavía debe ser ratificado por al menos 50 de los firmantes antes de convertirse en jurídicamente vinculante para los países, podría cumplir su objetivo de frenar las emisiones nocivas de mercurio en cualquier lugar entre el año 2025 y el 2050.

Lo conseguiría al prohibir nuevas minas de mercurio y eliminar gradualmente las ya existentes, imponer medidas de control de emisiones a la atmósfera y regular la minería de oro artesanal y en pequeña escala.

"En esencia, lo que hemos logrado hacer es persuadir a la comunidad internacional para enviar una señal muy clara: el uso de mercurio en procesos industriales, en cosméticos, en equipos médicos, fundamentalmente ha quedado atrás", dijo Steiner a periodistas en Ginebra.

"Esto no significa que todo el mercurio desaparecerá mañana". Sin embargo, las naciones con operaciones de extracción de oro artesanal y en pequeña escala, una de las mayores fuentes de emisión de mercurio, sólo estarán obligadas a elaborar planes nacionales dentro de los tres años siguientes a la entrada en vigor del tratado y luego reducir y de ser posible eliminar el uso de mercurio en tales operaciones. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación