Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prepare su piel para el impacto de las vacaciones

Exponerse al sol sin tomar las debidas precauciones puede acarrear serios problemas para la salud La nutricionista visita El Salvador para enseñar la importancia de la dieta 3R, la cual se basa en remover, reponer y recuperar.

Asegúrese de emplear un protector solar con un factor de 30, como mínimo. Foto EDH

Asegúrese de emplear un protector solar con un factor de 30, como mínimo. Foto EDH

Asegúrese de emplear un protector solar con un factor de 30, como mínimo. Foto EDH

La llegada de las vacaciones supone participar en actos religiosos, hacer viajes al campo e ir a la playa, lo que sin duda implica una mayor exposición al sol.

De acuerdo con el dermatólogo Mauricio Hernández Pérez, previo a esos días es posible preparar la piel para que ese impacto sea menor.

"Debemos recordar que vamos a estar expuestos al sol, a la piscina que lleva cloro y ácidos, e incluso se pasa más tiempo en el agua. Esta es buena al ingerirla, pero en extremo sobre la piel barre la capa de grasa que tiene, y eso es contraproducente porque la reseca", aclara el profesional.

Por ello, si se tiene una piel seca y maltratada y se expone a un maltrato mayor, los resultados serán peores.

Una manera de preparar la piel es evitar los baños prolongados.

"En la medida de lo posible se deben evitar las duchas con agua muy caliente y desde luego no se debe empezar a quemar la piel con anticipación para lucir bronceados durante la época. Más bien se debe hidratar la piel con cremas corporales", indica Hernández Pérez.

Es importante aclarar que las personas muy jóvenes no necesitan aplicarse cremas en la cara, porque pueden provocarles acné.

La alimentación también puede ser una aliada en la preparación de la piel. No hay que olvidar que las vitaminas son fundamentales.

La vitamina C es uno de los mejores antioxidantes y las frutas son fuente de alfahidroxioácidos que mejoran mucho las condiciones de la piel. Así que un mayor consumo de frutas está indicado.

Consejos

Si va a la playa evite las horas más dañinas del sol, que son desde las 10:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

"Antes de las 10 hay menos problemas, pero deben evitar las horas pico del sol. Recordemos que el agua es como un espejo, de manera que no solo va a caer desde arriba sino también desde abajo por cause del reflejo. Además, los pequeños cristales que vemos brillar en la arena también reflejan la luz del sol. Después de las 4:00 de la tarde es mejor", aconseja el dermatólogo.

Otra medida es utilizar protector solar. Está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) que un factor arriba de 30 es adecuado.

La aplicación protege por al menos cuatro horas, siempre y cuando no se hagan otras actividades que reduzcan la acción del protector. Por ejemplo, si la persona se mete al agua o suda al hacer deporte debe realizar una nueva aplicación.

Por otro lado, debe ser consciente de los efectos que causa una exposición prolongada al sol. Recuerde que hacerlo en forma desmedida le provocará arrugas prematuras y manchas, pero además lo predispone al cáncer de piel.

"El daño del sol es acumulativo, de manera que si una persona de 30 o 35 años comienza a ver manchas en la piel debe saber que eso no es por el último año de haber recibido sol, sino el resultado de esos 30 años de exposición. Esto ocurre porque el cuerpo guarda memoria y va acumulando los daños", explica Hernández Pérez.

No olvide aplicar el protector solar en las partes sensibles como partes calvas de la cabeza, orejas, cuello, nariz, empeines de los pies y manos.

Tenga en cuenta

El profesional aconseja escoger el bloqueador dependiendo del tipo de piel. En caso de que sea grasosa o con acné, como en la adolescencia, lo mejor es inclinarse por los que vienen en presentación de gel o lociones, pero no en cremas. Para los adultos de piel seca son mejor aquellos a base de crema.

Para los niños prefiera los protectores en cremas y contra agua (waterproof). Eso, según el doctor, da resistencia inclusive abajo del agua y por un tiempo mayor.

Luego de una sobrexposición, con daño solar agudo como ardor, piel roja o incluso ampollas, lo mejor es hidratar con cremas. Por otro lado, evite darse duchas largas porque el agua en exceso provoca mayor resequedad.

También evite cubrir las áreas afectadas con calamina, porque igualmente ocasiona resequedad. Si el daño es extremo lo mejor es ir al médico.

En El Salvador, recuerda el médico, los viajes al mar van ligados con el consumo de mariscos y el infaltable limón en dichos platillos. El problema, explica, es que en unión con el sol, el limón ocasiona manchas que duran al menos un par de meses.

Esas manchas pueden comenzar rojas, en forma de ampolla, dependiendo de la sensibilidad de la piel y luego se vuelven oscuras. Por ello, al manipular limón se deben lavar bien las manos. "Si quedan restos y hay exposición al sol puede dar una fitofotodermatitis o mancha por cítricos", finaliza el dermatólogo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación