Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. se prepara para posible amenaza de salud

Crisis como la del ébola ha puesto en alarma a todos los países más ricos del mundo

El director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, Dr. Tom Frieden.

El director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, Dr. Tom Frieden.

El director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, Dr. Tom Frieden.

Las posibilidades son alarmantes: un nuevo brote de ébola, SARS o sida. Incluso antes que pueda controlarse la epidemia de ébola en África Occidental, las autoridades de salud pública se preparan para la nueva amenaza.

"Es urgente que controlemos los puntos vulnerables en el mundo", dijo el doctor Tom Frieden, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). "El ébola es un recordatorio poderoso de que nos puede afectar una amenaza a la salud en cualquier sitio".

El ébola surgió en uno de esos puntos débiles, una zona que carece de un sistema de salud lo suficientemente desarrollado para detectar un brote antes que desemboque en una crisis. Ahora el gobierno de Barack Obama solicitó 600 millones de dólares para el CDC con el fin de implementar lo que llama la Agenda para la Seguridad de la Salud Mundial, en colaboración con una coalición internacional, para perfeccionar la detección de enfermedades en países de alto riesgo y tratar de prevenir el próximo contagio.

Hay pocas dudas de que surgirá otra amenaza. En los últimos años el mundo ha padecido la gripe aviar en el sudeste del Asia, la mortífera enfermedad respiratoria SARS en China, la pandemia de gripe en 2009, la amenaza creciente de gérmenes resistentes a los antibióticos y una cepa de SARS en el Medio Oriente llamada MERS.

¿Qué sucederá si el próximo virus cruza las fronteras con mayor facilidad que el ébola?

Si la gripe aviar llega a mutar y se contagia entre los seres humanos será un desastre; "en comparación el ébola será un juego de niños", advirtió el senador demócrata Tom Harkin a la Comisión de Asignaciones del Senado, al preguntarse si 600 millones de dólares serían suficientes. Después de todo, menos del 20 % de las naciones han reportado haber cumplido los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud de estar preparadas para las amenazas infecciosas emergentes. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación