Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Practican recuperación de cápsula en mar

Fue la primera prueba de cómo Estados Unidos pretende recuperar astronautas a su llegada desde el espacio.

Un modelo de la cápsula Orión en la estación naval de Norfolk.

Un modelo de la cápsula Orión en la estación naval de Norfolk.

Un modelo de la cápsula Orión en la estación naval de Norfolk.

En la época de oro del programa espacial de Estados Unidos, en las décadas de 1960 y 1970, los astronautas que regresaban a la Tierra lo hacían en cápsulas que caían al mar y eran recogidos por la Armada. Ahora la NASA y la Marina están entrenando de nuevo para la primera recuperación de ese tipo en más de una generación.

El jueves, un equipo de buzos de la Marina y la tripulación del USS Arlington recuperaron un modelo de la cápsula Orión en las aguas frente a la estación naval de Norfolk.

Fue la primera prueba de cómo Estados Unidos pretende recuperar astronautas a su llegada desde lo profundo del espacio a bordo del Orión, que la NASA espera enviar algún día a un asteroide y a Marte.

En un comunicado, el almirante Bill Gortney acogió con beneplácito la oportunidad de participar una vez más en la recuperación de astronautas de la NASA, "tal como lo hicimos hace casi medio siglo en apoyo de la búsqueda de Estados Unidos para poner un hombre en la Luna".

Entre 1961 y 1975, equipos de la Armada se encargaron del seguimiento y la recuperación de naves Mercurio, Géminis y Apolo después de reingresar a la atmósfera terrestre, abrir paracaídas gigantescos y acuatizar. Hombres rana de la Marina nadaban hasta la nave flotante y ayudaban a los astronautas a salir. Entonces unos helicópteros los izaban a ellos y su cápsula hasta un portaaviones en las cercanías. Después que terminó el programa Apolo, los astronautas estadounidenses comenzaron a volar en el transbordador espacial, que regresaba a la Tierra aterrizando como un avión. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación