Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pocos estudios respaldan nuevos implantes articulares

No existe demasiada evidencia sólida de que los nuevos implantes de cerámica para la cadera y rodilla sean mejores que los tradicionales, según estudio

Pocos estudios respaldan nuevos implantes articulares

Pocos estudios respaldan nuevos implantes articulares

Pocos estudios respaldan nuevos implantes articulares

Un meta análisis demuestra que no existe demasiada evidencia sólida de que los nuevos implantes articulares, como la cerámica en cerámica para la artroplastia de cadera y el sistema de reemplazo de rodilla de alta flexión, sean mejores que las opciones anteriores y en algunos casos podrían ser peores.

El equipo del doctor Art Sedrakyan revisó ensayos clínicos, estudios comparativos y registros para hallar evidencia de que cinco nuevos dispositivos implantables son eficaces y seguros.

"En 2011, cuando publicamos la primera revisión sobre la elevada tasa de rechazos de los dispositivos de metal para el reemplazo de cadera, cientos de personas me preguntaron si deberían preocuparse por el reemplazo de cadera en general", dijo Sedrakyan, del Programa de Eficacia Comparada Centrada en el Paciente y del Centro de Epidemiología e Infraestructura de los Dispositivos Médicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, Weill Cornell Medical College, Nueva York.

"La respuesta -agregó- es no porque el procedimiento suele ser seguro y con buenos resultados".

Su equipo buscó la evidencia que respalda el uso de cinco implantes de cadera y rodilla nuevos y muy conocidos, incluidos la cerámica, los cuellos femorales unimodulares y las copas enteras sin cementar para el reemplazo total de cadera, además del sistema de rodilla de alta flexión y el reemplazo de rodilla para cada sexo.

En BMJ, el equipo publica que todas esas tecnologías ya se están utilizando en los pacientes.

Los 118 estudios que habían comparado estos dispositivos con opciones anteriores tenían distinta calidad y pocos eran ensayos clínicos aleatorios de alta calidad.

Ningún dispositivo estudiado mejoraba la funcionalidad o la sobrevida más que las versiones más antiguas. Y algunos registraban hasta el doble de reemplazos en una segunda cirugía de revisión.

Los cuellos femorales modulares se reemplazaron 1.9 veces más que sus versiones previas. Lo mismo ocurrió con la cerámica en cerámica para el reemplazo de cadera y el sistema de rodilla de alta flexión.

Ninguno de los dispositivos nuevos dio resultados tan malos como para que se suspenda su uso, opinó Sedrakyan. Pero, en general, predominó la falta de evidencia a favor.

"Las tecnologías que deberían ser mejores no están demostrando serlo y algunas que son muy populares son peores", dijo Sedrakyan.

El doctor Aaron S. Kesselheim, del Hospital de Brigham y las Mujeres de Boston y coautor de un editorial sobre el estudio en BMJ, asegura que los resultados demuestran que no todos los dispositivos ortopédicos nuevos se están estudiando cuidadosamente y, cuando eso ocurre, los estudios son de baja calidad.

Dijo que no siempre los implantes más antiguos son seguros, pero su antigüedad y su uso en una gran cantidad de pacientes hacen que los problemas de seguridad surjan más fácilmente.

"Claro que esos problemas aparecerán solo si alguien los está buscando y, desafortunadamente, los datos de seguridad de los implantes no se están buscando sistemáticamente", sostuvo Kesselheim por correo electrónico. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación