Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Philae ayudará a comprender mejor el Sistema Solar

La CE destaca el "inmenso paso" que supone el aterrizaje europeo en un cometa. Científicos esperan, con la misión, entender mejor los cuerpos celestes

La Comisión Europea (CE) destacó ayer el "inmenso paso" que supone para la ciencia y la exploración espacial el aterrizaje del módulo Philae de la Agencia Europea Espacial (ESA) sobre la superficie de un cometa, la primera vez en la historia que se logra una operación como esta.

La comisaria europea de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, felicitó a la ESA y los países que participan en la misión Rosetta tras el exitoso aterrizaje de su módulo conseguido este miércoles, y consideró que la misión "ayudará a comprender mejor la estructura de nuestro Sistema Solar".

"Ya ha empezado a proporcionar datos de valor incalculable para nuestros científicos para explotar en un futuro, estamos esperando más detalles de la ESA sobre el estado de la situación y los próximos pasos del módulo de aterrizaje Philae", añadió.

El módulo Philae de la ESA se posó sin problemas sobre la superficie helada del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, siete horas después de haberse separado de la sonda madre Rosetta.

Bienkowska aseguró que la Unión Europea "concede la mayor importancia" a la ciencia y al espacio, y consideró que ésta establece las bases para futuras actividades en el espacio que tendrán "beneficios concretos" para los ciudadanos.

"La exploración espacial es un motor para la innovación y la creación de sinergias entre los sectores espaciales y no espaciales que generen beneficios a los ciudadanos", insistió.

Recordó también que la Unión prevé asignar 30 millones de euros a proyectos en el área espacial entre 2014 y 2015, lo que incluye la posibilidad de "apoyar la recogida de datos y análisis de Rosetta".

Para llegar hasta el cometa, la sonda madre Rosetta ha realizado un largo viaje de diez años a través del Sistema Solar, que comenzó el 2 de marzo de 2004 y le ha llevado a recorrer 6.400 millones de kilómetros hasta llegar al entorno del cometa el pasado 6 de agosto.

Rosetta, que lleva a bordo once experimentos científicos, también se encontró con el asteroide Steins a comienzos de agosto de 2008 y con el asteroide Lutetia en julio de 2010.

La misión va a acompañar al cometa hasta el final del año próximo y durante ese tiempo obtendrá el 80 % de los datos científicos, mientras el módulo de aterrizaje Philae cubrirá el 20 % restante.

La primera foto

La ESA publicó ayer la primera imagen tomada desde la superficie de un cometa, y dijo que el módulo de aterrizaje Philae está "estable" a pesar de su fallo a la hora de anclarse adecuadamente al terreno rocoso.

"Philae es estable, está sobre núcleo y produciendo datos", dijo Gerhard Schwehm, científico de la misión Rosetta. "El módulo está muy sano".

Las fotos enviadas a la Tierra muestran una superficie rocosa, con una de las tres patas de la sonda en una esquina de la imagen.

Los científicos siguen analizando los efectos que tuvieron los dos golpes en la aeronave y planean ofrecer más detalles en una conferencia de prensa a las 2 p.m.

La comunicación con el módulo es lenta, ya que a la señal tarda más de 28 minutos recorrer los 500 millones de kilómetros (300 millones de millas) que separan la Tierra de la nave Rosetta.

Schwehm detalló que podría seguir siendo posible desplegar los arpones, pero que solo lo harían si no pone en peligro al módulo.

La pregunta clave es si el taladro de Philae puede emplearse para obtener muestras de debajo de la superficie sin empujar a la sonda de vuelta al espacio. La gravedad sobre el cometa es 100.000 veces menor a la de la Tierra, lo que supone que la sonda, que tiene el tamaño de una lavadora, allí pesa solo un gramo (0,04 onzas).

Philae y Rosetta utilizarán 21 instrumentos para analizar el cometa en los próximos meses. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación