Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A perder peso tras las vacaciones

Si luego de las vacaciones ha decidido retomar un estilo de vida saludable para perder las libras que ganó, siga los consejos aquí propuestos

A perder peso tras las vacaciones

A perder peso tras las vacaciones

A perder peso tras las vacaciones

Pasadas las vacaciones nunca falta quienes sienten remordimientos por haber comido y bebido de manera desmedida. Y vuelve a surgir el popular el dicho: mañana me pongo a dieta. De acuerdo con el dietista y nutricionista Anthony Hernández "la clave para no repetir esta frase tras las vacaciones es compensar los excesos y aprender a disfrutar de la gastronomía sin dejar de lado los hábitos saludables".

Esto sin duda lleva un gran componente de educación y fuerza de voluntad que con esfuerzo es posible conseguir. La recompensa es que podrá disfrutar de todo sin los temidos efectos en su peso corporal o en su salud.

De ahí que el profesional aconseje planificar un menú que permita disfrutar de los placeres de la buena mesa sin descuidar la alimentación sana.

"Una medida eficiente es introducir los alimentos menos calóricos (verduras, frutas, pescados y carnes magras) y hacerlo con preparaciones y presentaciones más elaboradas y menos cotidianas, que los conviertan en platos especiales y atractivos", explica Hernández, ello desde luego combinado con una buena dosis de actividad física.

A continuación, encontrará otros trucos fáciles que le ayudarán en su objetivo de perder peso y mantener su salud.

1 Realice todas las comidas. Este es un consejo frecuente pero muy pocas veces se cumple. Lo ideal es comer cinco veces al día en poca cantidad. Este hábito ayuda a acelerar el metabolismo, lo hace adelgazar, y lo mejor es que usted no pasa hambre.

2 Elija alimentos que le brinden saciedad, como las frutas y verduras que contienen pectinas y mucílagos. En general ambos grupos de alimentos las contienen en grandes cantidades. Recuerde comerlas, preferentemente crudas o cocidas al vapor.

3 Consuma porciones pequeñas. Tome como guía los platos de postre y las tazas pequeñas. Esa una buena forma de controlar lo que come y no tener hambre.

4 No elimine totalmente los postres. Mejor propóngase un límite de una vez por semana para incluir alguna pequeña porción de estos alimentos.

5 Para los momentos en que necesita desesperadamente comer algo dulce una buena opción es tener siempre preparada gelatina dietética. Así satisface su deseo sin mayores consecuencias.

6 La fibra brinda sensación de saciedad. Por eso es importante que incluya vegetales o pan integral en sus tres tiempos de comida principales.

7 Un plato de sopa liviana o una ensalada de hojas verdes antes de la comida le ayudarán a reducir el apetito y la cantidad de alimentos que comerá luego.

8 Aproveche cualquier oportunidad para estar en movimiento. Uno de los pilares para bajar de peso es incrementar el gasto calórico por medio de la actividad y el ejercicio físicos. Para eso basta con salir a caminar todo los días, subir y bajar escaleras en vez de usar gradas eléctricas o ascensores.

9 Si va a tomar helado fuera de su casa, prefiera los de tipo nieve, pues son elaborados a base de agua y frutas y tienen menos calorías que los de crema.

10 El entrenamiento con pesas tonifica y activa las fibras musculares. Esto acelera el metabolismo y reduce la grasa corporal.

11 No se olvide de beber suficiente agua.

12 Un yogur al día favorece una mejor digestión.

13 Para reducir el consumo de azúcar, más que optar por edulcorantes, el consejo es que acostumbre el paladar a los sabores naturales de los alimentos, incluido el ligero amargor del café y del té.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación