Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A partir de naranjas japoneses desarrollan biocombustible

Aseguran que podría ser utilizado para tractores y segadoras agrícolas con motor de gasolina.

Panamá busca procesar jugos debido al excedente en su producción de naranja y piña. foto edh

Panamá busca procesar jugos debido al excedente en su producción de naranja y piña. foto edh

Panamá busca procesar jugos debido al excedente en su producción de naranja y piña. foto edh

Un grupo de científicos de la universidad japonesa de Mie informó que ha logrado desarrollar un biocombustible a partir de naranjas no aptas para el consumo que ha mostrado buenos resultados por su eficiencia y su naturaleza poco corrosiva.

El equipo lleva más de un año embarcado en este proyecto que trata de aprovechar el excedente que se da en la localidad de Mihama, una localidad del sur de la prefectura de Mie (oeste de Japón) famosa por su producción de naranjas.

El equipo consiguió que un vehículo de unos 14 kilos activado por control remoto funcione mediante una mezcla de gasolina y este nuevo biocombustible de naranja, informó el diario Asahi.

"Este biocombustible podría ser utilizado para tractores y segadoras agrícolas con motor de gasolina", explicó al rotativo el profesor de bioingeniería de la Universidad de Mie que ha dirigido la investigación, Yutaka Tamaru.

El equipo mezcló en tanques naranjas no aptas para su consumo (pasadas o dañadas), así como los desechos que quedan tras producir jugo de este cítrico con una bacteria (clostridium cellulovorans) obtenida a partir de virutas de madera.

La sustancia también resultó menos corrosiva que el bioetanol, normalmente producido con maíz o remolacha, ya que el 70 % de su contenido es biobutanol, que no reacciona tan fácilmente con la humedad. Además tiene mayor poder calorífico que el bioetanol. — EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación