Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Parabenos, una sustancia que afecta la salud

Este compuesto es uno de los preservantes más habituales en la mayoría de cosméticos, cremas y medicamentos pero su uso prolongado puede ocasionar serios problemas

Parabenos, una sustancia que afecta la salud

Parabenos, una sustancia que afecta la salud

Parabenos, una sustancia que afecta la salud

Los parabenos figuran entre los componentes de muchas cremas cosméticas y sustancias para la belleza, sirven para matar bacterias y preservar los productos que lo incluyen, pero usarlo requiere de mucho cuidado porque puede generar daños a su piel y a la salud en general.

Estos compuestos son conocidos en la química como "éster de para-hidroxibenzoico" y su contenido es metanol, etano o propanol. Según Lourdes Ardón, técnico en química, los parabenos son conservantes que se usan principalmente en la industria cosmética (champú, cremas corporales y faciales, desodorantes, etc.), y en algunas ocasiones en alimentos para evitar que estos productos se dañen por efectos de bacterias y hongos.

"Existen dos tipos de parabenos, los biológicos que se encuentran en diversos alimentos y plantas naturales que no generan ningún tipo de riesgo a la salud humana; y los sintéticos, los cuales en grandes cantidades pueden generar daños a la salud", explicó la experta.

El uso de esta sustancia está regulado y extendido por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su siglas en inglés) que le otorga el segundo puesto dentro de los ingredientes más comunes en las formulaciones cosméticas, siendo superados únicamente por el agua.

Sin embargo, hay muchos estudios que revelan que esta sustancia ha sido nociva para la salud e incluso lo relacionan como causante de varios tipos de cáncer, incluyendo el de mama.

Según la profesional en química Lourdes Ardón, "existen algunas personas que pueden presentar alguna reacción alérgica a productos que tienen el componente, pero poco o nada se conoce sobre muertes ocasionadas por el uso prolongado de este, ya que para ello es necesario utilizar grandes cantidades para ocasionar un deceso".

En una investigación de la bióloga Philippa Darbre, de la Universidad de Reading en Estados Unidos se demostró que se han encontrado parabenos en pacientes con cáncer de mama e indica que proceden de su aplicación a través de la piel, por el uso de desodorantes, cremas o sprays en la axila.

Otra investigación del Institute of Medicine (IOM) ha demostrado que los parabenos pueden afectar al cuerpo tanto como los estrógenos, lo que puede conducir a una disminución de la masa muscular, almacenamiento de exceso de grasa y al crecimiento de las mamas masculinas. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha relacionado los metilparabenos particularmente, con trastornos metabólicos, hormonales, neurológicos y de desarrollo, además del cáncer.

Otro de los efectos que los especialistas señalan de esta sustancia es la dermatitis de contacto alérgica, como problema más frecuente relacionado con su uso.

En una publicación de la Academia Española de Dermatología y Venerología de España se menciona que las reacciones más comunes de la sustancia en el cuerpo son de tipo alérgicas que pueden producirse repentinamente o solo después de meses de estar expuesto a la sustancia.

En la publicación también se asegura que "los cosméticos químicos actuales son más seguros y están muy bien estudiados". No obstante, se lamenta que existan personas que hagan mal uso del cosmético, especialmente cuando lo utilizan caducado o cuando el fabricante lo elabora a la ligera.

Uso farmacéutico

Los parabenos también se utilizan en el área farmacéutica y hay que poner especial atención en supositorios, jarabes, soluciones oftálmicas, contraceptivos, cortico esteroides, anestésicos locales, heparinas y otros medicamentos.

Alrededor de 400 especialidades farmacéuticas, la mayoría muy comunes, incluyen parabenos que tienen efectos tóxicos y cancerígenos que son objeto de debate científico.

Entre los productos más comunes que se enumeran hay muchas cremas para bebés, cosméticos, muchos jarabes para la tos, antiácidos estomacales, remedios para los trastornos del intestino, para las náuseas y los vómitos, cremas vaginales, reguladores cardiovasculares, antibióticos, medicamentos contra el dolor y la fiebre (formas genéricas del ibuprofeno y el paracetamol).

Debido a esto la Asamblea Nacional francesa votó para prohibir el uso de los ftalatos, alquilfenoles y los parabenos por ser nocivos para la salud, y aunque no se ha oficializado su influencia en el cáncer de mama, existen estudios que lo ponen en evidencia.

Debido a que cada día se consumen grandes cantidades de productos de este tipo se debe tener en cuenta ciertas recomendaciones.

Se puede decir que esta sustancia no es el problema en sí mismo, sino el volumen de consumo que se tiene de ellos y su uso indiscriminado en la industria.

La primera recomendación que dan los expertos es que hay leer las etiquetas, revisar sobre todo las listas de ingredientes de los productos que permanecen más tiempo en contacto con su piel (crema hidratante corporal o facial, maquillaje, crema sol, entre algunas). Sobre todo debe poner mucha atención en todos aquellos productos que utiliza con más frecuencia y en mayor cantidad.

Los productos ecológicos son otra alternativa. Estos cosméticos, en particular, no contienen o no deben contener parabenos ni otras sustancias químicas sintéticas como parafinas o perfumes. Expertos recomiendan sustituirlos por estos productos por ser menos nocivos.

Otro consejo que se puede aplicar, es el uso de aceites vegetales puros y procedentes de agricultura ecológica, aceite de almendras, de coco, de jojoba, de caléndula, hipérico o rosa de mosqueta, que se pueden utilizar junto con los aceites esenciales también puros para diferentes usos cosméticos o terapéuticos.

También se recomienda emplear un desodorante de mineral de alumbre como sustituto de los desodorantes convencionales para evitar el riesgo de cáncer de mama.

Recuerde que ante cualquier síntoma que tenga por estar en contacto con esta sustancia lo más recomendado es acudir a su dermatólogo para que él determine el tratamiento a seguir y descartar cualquier posibilidad de intoxicación o daño en la piel.

Si sospecha que el efecto es de orden interno en el cuerpo, causado por algún medicamento, también se aconseja visitar a un especialista para que le brinde la orientación y la ayuda necesaria.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación