Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa inauguró ayer el consistorio extraordinario de cardenales

Cardenales de todo el mundo han comenzado a discutir algunos de los asuntos más polémicos para la Iglesia Católica, como el divorcio y la homosexualidad

E Papa Francisco pidió a los más de 180 cardenales convocados al Consistorio extraordinario que reflexionen "sobre la familia, que es la célula básica de la sociedad humana".

E Papa Francisco pidió a los más de 180 cardenales convocados al Consistorio extraordinario que reflexionen "sobre la familia, que es la célula básica de la sociedad humana".

E Papa Francisco pidió a los más de 180 cardenales convocados al Consistorio extraordinario que reflexionen \"sobre la familia, que es la célula básica de la sociedad humana\".

El Papa Francisco instó ayer a los cardenales a ser "inteligentes, valientes y bondadosos" en el debate de temas relativos a la familia como anticoncepción, cohabitación, divorcio y relaciones homosexuales ".

El Sumo Pontífice inauguró dos días de sesiones a puertas cerradas con unos 185 cardenales de todo el mundo para preparar un sínodo de obispos que discutirá los temas con más profundidad.

"Se nos pide que realcemos el plan luminoso de Dios sobre la familia, y ayudemos a los cónyuges a vivirlo con alegría en su vida, acompañándoles en sus muchas dificultades, con una pastoral inteligente, animosa y llena de amor", dijo Francisco a los cardenales.

Si bien no existe posibilidad de que la Iglesia cambie sus prédicas contra el aborto y el matrimonio homosexual, muchos católicos esperan que el sínodo del otoño boreal lleve a modificaciones de su posición sobre otros temas familiares, como el divorcio.

Los católicos que se han divorciado y vuelto a casar sin una anulación de la Iglesia tienen prohibido recibir la comunión.

Un creciente número de funcionarios de la Iglesia cree que la prohibición debería ser levantada, o hacer más fácil la anulación, para recibir a esos católicos de nuevo entre los fieles de la Iglesia, que actualmente alcanzan los 1.200 millones.

En preparación para el sínodo, el Vaticano pidió a las iglesias locales que sondearan a sus fieles sobre las enseñanzas de moralidad sexual relacionada con la familia.

Obispos en algunos países, como Gran Bretaña, optaron por no publicar los resultados, pero los divulgados por prelados alemanes, suizos y japoneses mostraron que muchas personas no sabían las enseñanzas de la Iglesia por completo o las rechazaban por ser poco realistas y crueles.

Mostraron que la mayoría de los católicos en esos países cuestionaban las prohibiciones sobre anticoncepción, sexo antes del matrimonio o relaciones homosexuales y criticaban las normas respecto a los católicos divorciados.

Dirigiéndose a los cardenales, Francisco calificó a la familia como la "célula básica de la sociedad" e indirectamente reiteró la oposición de la Iglesia Católica al matrimonio homosexual.

"El Creador ha bendecido desde el principio al hombre y a la mujer para que fueran fecundos y se multiplicaran sobre la tierra", dijo Francisco, llamando a la familia una imagen de "Dios en el mundo".

Familia maltratada

En su mensaje de saludo, el Papa aseguró que actualmente la familia "es despreciada y es maltratada".

"Nuestra reflexión tendrá siempre presente la belleza de la familia y del matrimonio, la grandeza de esta realidad humana, tan sencilla y a la vez tan rica, llena de alegrías y esperanzas, de fatigas y sufrimientos, como toda la vida", les expresó.

Para este primer Consistorio extraordinario, el Papa instó a los cardenales a "profundizar en la teología de la familia, y en la pastoral", basándose en "las condiciones actuales" y "sin caer en la casuística, porque esto haría reducir inevitablemente el nivel de nuestro trabajo".

Francisco consideró que hoy en día, "la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy; lo indispensable que es esto para la vida del mundo, para el futuro de la humanidad".

El Papa organizó este Consistorio extraordinario en vista de la ceremonia de nombramiento de 19 cardenales, entre ellos cinco latinoamericanos y un español, y que se celebrará el sábado en la basílica de San Pedro.

Esta es la primera de las tres citas que ha instituido el Papa Francisco sobre el tema de la familia, ya que la próxima semana también está prevista una reunión del Consejo del Sínodo, en la que podría participar el pontífice, aunque no es oficial. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación