Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Papa agradece recibimiento

Aunque el Sumo Pontífice no asistirá, la iglesia Católica inaugurará este martes con la presencia de cientos de miles de peregrinos la Jornada Mundial de la Juventud

Jóvenes de Francia que participan en la Jornada Mundial de la Juventud visitan la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil. Foto/ AP

Jóvenes de Francia que participan en la Jornada Mundial de la Juventud visitan la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil. Foto/ AP

Jóvenes de Francia que participan en la Jornada Mundial de la Juventud visitan la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil. Foto/ AP

El papa Francisco agradeció el cálido recibimiento en Brasil tras una jornada en la víspera repleta de fervor religioso y de contacto directo con los fieles que llegaron a la ciudad carioca para participar en la Jornada Mundial de la Juventud que será inaugurada el martes sin la presencia del pontífice en cuya agenda no aparecen actividades oficiales públicas.

La playa de Copacabana amaneció vacía, con una llovizna persistente y neblina densa. Por la noche el escenario cambiará: la iglesia Católica inaugurará con la presencia de cientos de miles de peregrinos la Jornada Mundial de la Juventud.

El santo padre agradeció en un mensaje de su cuenta de Twitter el cálido recibimiento en Brasil.

El papa no apareció públicamente, pero integrantes de su comitiva participaron en diferentes actividades para conmemorar la Jornada que la Iglesia celebra desde 1984 y se realizan cada dos o tres años.

Una medalla con la imagen sonriente del papa Francisco fue presentada el martes a autoridades eclesiásticas en conmemoración de la visita del pontífice a Brasil por estas jornadas de la juventud.

El arzobispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta, recibió una versión en plata de la medalla de manos del presidente de la Casa de la Moneda de Brasil, Marcone Leal, en una ceremonia en la residencia arzobispal de Sumaré, sin la presencia del papa.

La presentación de la medalla iba a ser realizada a los pies de la estatua del Cristo Redentor, uno de los símbolos de Río de Janeiro, pero el mal tiempo obligó a trasladar el evento a la residencia de Sumaré, donde Francisco permanece alojado.

"Al ver esta memoria acuñada en metal, pienso que debe ser para nosotros un motivo más para vivenciar con agradecimiento estos días históricos aquí en Brasil", declaró el cardenal italiano Tarcisio Bertone, secretario de estado del Vaticano, en la ceremonia. "El papa Francisco nos recordó que la razón que lo trajo a Brasil no fue otra que la de alimentar la llama del amor eterno que arde en cada corazón".

La medalla muestra en su cara el rostro sonriente de Francisco en relieve con la leyenda "Visita del Papa a Brasil. 2013" sobre un fondo que recuerda el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, que será visitado el miércoles por el pontífice. En el reverso aparece una composición con las dos ciudades que visitará el papa en Brasil, Río de Janeiro y Aparecida.

La Casa de la Moneda informó en su página de internet que tiene previsto acuñar 10,000 medallas conmemorativas, de las cuales 7,000 serán de bronce por un valor de 20 dólares, 2,950 en plata valoradas en poco más de 100 dólares y 50 en oro, que serán producidas por encargo.

Francisco no tenía actividades públicas en su agenda del martes, pero para miércoles tiene previsto ir a la ciudad de Aparecida para oficiar misa en el santuario de la patrona de Brasil, la Virgen de Aparecida, y al final del día acudirá a un hospital de Río de Janeiro donde son atendidos jóvenes con problemas de drogas.

"Nosotros vamos a empezar con 40 camas de atención al drogadicto y duplicarlas hasta fin de año. El papa nos ha elegido a nosotros nos parece (porque) nosotros somos un órgano de asistencia a la salud, tenemos el nombre de Francisco, como él, entonces nosotros creemos que hay algo de una identificación con la misión apostólica de su pontificado con nuestra misión asistencial", comentó Italo Marsili, director del Hospital San Francisco, de Río.

Dijo que la institución ha recibido 2.6 millones de dólares de la Conferencia Episcopal Italiana para la reforma de su edificio, para las camas para drogadictos y para necesidades de mantenimiento en general.

La Jornada Mundial de la Juventud tenía hasta el martes 355,000 peregrinos inscritos de 175 países, siendo que la gran mayoría (220,000) son brasileños, seguidos de Argentina con 23,000, Estados Unidos con 10,800, Chile con 9,200, Italia con 7,700, y Venezuela con 6,150, dijo la hermana Shalane Machado, encargada del registro de participantes.

Indicó que personas continuaban llegando a registrarse el martes y se espera que otros lo hagan los próximos días, aunque no dio una previsión de lo que podría ser el número final de inscritos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación