Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ortesis y prótesis para modificar la anatomía

Mejorar la movilidad y corregir imperfecciones son los principales propósitos de estos aditamentos

Ortesis y prótesis para modificar la anatomía

Ortesis y prótesis para modificar la anatomía

Ortesis y prótesis para modificar la anatomía

Aunque tienen características diferentes su fin último es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas cuyas extremidades sufren algún tipo de limitante. Según expertos el objetivo primario es el de mejorar la función y movilidad, lo que se consigue aplicando un sistema de fuerzas para modificar la cinemática del cuerpo y sus patrones de deformación.

Se tratan de las ortesis y las prótesis, dos dispositivos médicos claves en la rehabilitación del aparato motor (cuerpo humano) que haya sido afectado por amputaciones o enfermedades, cuyas secuelas afectan el correcto funcionamiento del cuerpo.

"Las ortesis son los aditamentos que se utilizan para corregir, para mejorar una postura o para compensar algo que haga falta, es decir cuando algún miembro ha quedado más corto que otro; generalmente están hechas de plástico y algunas veces requieren de soportes metálicos", explicó Sindy Hernández, técnico ortesista protesista de Funter.

Son recomendadas para defectos de nacimiento o por accidentes que generen una mala consolidación de hueso, dejando un miembro más pequeño que el otro.

Generalmente se utilizan como terapia en caso de que una persona sufra o haya sufrido convulsiones o un accidente cardiovascular.

De hecho, la utilización de las ortesis como terapia tiene grandes beneficios como reducción de fuerzas o de la carga axial, con el objetivo y la finalidad de descargar el músculo, estabilizarlo, fijarlo, protegerlo o mantenerlo en una determinada posición. Esa inmovilización reduce tanto el dolor como la inflamación, modifica los movimientos corporales, permite cambiarlos, controlarlos, restringirlos e incluso inmovilizarlos con la finalidad de mantener, enderezar o

corregir una deformidad. Además brindan estabilización o protección de estructuras lesionadas y/o inestables.

Asimismo, las fuerzas aplicadas por las ortesis impiden movimientos indeseables de rotación y/o traslación sobre las estructuras lesionadas.

Estas se dividen en funcionales dinámicas, que dan asistencia o facilitación del movimiento. Además están las de realineación o mantenimiento postural, usadas por desequilibrios musculares, malas posiciones, etc. Estás previenen, mantienen o corrigen una deformidad.

La prescripción del tiempo de uso de las ortesis dependerá de cada cuadro clínico, aseveró Hernández; sin embargo, señaló que generalmente se utilizan durante 18 meses.

Algunos de estos elementos médicos son cinturones pélvicos, corset, collarines, férulas de mano, correctores diurnos y nocturnos de hallux valgus (cuando hay juanetes) y plantillas de mascaras para niños quemados.

En cuanto a las prótesis el especialista de Funter René Estebes aseguró que se pueden hablar de parciales y totales.

"Hay casos en que la persona solo ha perdido uno o dos dedos , o bien parte de los dedos, en ese caso se utilizan las prótesis parciales que funcionan simplemente como rellenos y carecen de alguna función. Esta prótesis es un guante elaborado de látex y relleno de espuma de poliuretano de baja densidad", explicó Estebes.

Si bien es cierto que el objetivo de las prótesis es brindarle movilidad a la persona, el especialista enumeró otros objetivos de carácter cosmético y psicológico.

"Restituir el aspecto corporal externo que se pierde debido a la amputación o la pérdida de a algún miembro tiene que ver con lo estético", explicó el especialista. De ahí que el trabajo personalizado que se hace de cada aditamento vaya en función de que la pieza quede lo más integrada posible dentro de la morfología corporal del paciente.

Desde la óptica psicológica las prótesis representan la posibilidad de restablecer la imagen corporal con la finalidad de superar los sentimientos de pérdida de la completa anatomía, que al verla modificada crea inseguridades en la relación con los demás.

Al igual que las ortesis, las prótesis se elaborar específicamente para el paciente, es decir que, son personalizadas para garantizar la capacidad de anclaje y suspensión, ya que como elemento ajeno al organismo debe fijarse bien para evitar los desplazamientos de ésta con el muñón.

Asimismo, es importante cerciorarse de la capacidad de control del movimiento o interacción entre el paciente y la prótesis, pues lo que se busca, según el especialista, es que sea capaz de ajustar sus movimientos para adaptarse a los de la prótesis.

Y así, en la última etapa de integración de la prótesis lo que se busca es el equilibrio.

"El restablecimiento del equilibrio o simetría de la masa corporal, perdida con la amputación de la extremidad puede lograrse. La prótesis debe redistribuir el centro de gravedad corporal y conseguir la optimización de energía con un peso adecuado", añadió Estebes.

"Además de la pieza personalizada es importante la terapia física y ocupacional para el excelente desenvolvimiento del paciente en el día a día", finalizó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación