Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Oculistas advierten sobre lesiones con láseres

El láser que afectó al niño era de clase 4, con una potencia de 1.250 mW

Oculistas advierten sobre lesiones con láseres

Oculistas advierten sobre lesiones con láseres

Oculistas advierten sobre lesiones con láseres

Los láseres poderosos que se pueden comprar online son una amenaza para la visión. Un equipo médico del hospital de Duke University, Durham, Carolina del Norte, describe el caso de un niño de nueve años que concurrió a su institución después de que un adulto que jugaba con uno de esos dispositivos de mano lo dejara ciego.

"Hasta que llegó, nadie se dio cuenta de que era una lesión real y vimos la hemorragia", relató una de las autoras del estudio, doctora Cynthia Toth, profesora de oftalmología e ingeniería biomédica de Duke y especialista en el estudio y el trabajo con láseres.

El láser de alta potencia había atravesado el cristalino de los ojos del niño hasta lesionar los vasos sanguíneos de la parte posterior de sus ojos. "Era un dispositivo más grande que los que se venden para jugar, pero es un arma peligrosa", dijo Toth.

"Se puede encender fuego con la potencia de ese láser", agregó. Lo habían fabricado con un componente de un proyector de cine hogareño desmantelado y lo vendieron por Internet.

Para la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés), el láser es un "rayo potente y orientado de radiación electromagnética que se utiliza en muchos productos, desde los reproductores de música hasta las impresoras o los instrumentos de cirugía ocular".

La FDA regula los tipos de láseres; existen tres clases. La clase 3a incluye a los láseres que se utilizan para las presentaciones orales. Su potencia no supera los 5 mW en el espectro de luz visible, según las normas federales. Los láseres de clase 4 son los de uso industrial o médico y son altamente riesgosos.

El láser que afectó al niño era de clase 4, con una potencia de 1.250 mW. El niño recuperó la visión a los dos meses, según publica el equipo en JAMA Ophthalmology. Pero, para Toth, no todos son tan afortunados.

En los últimos meses, otras revistas publicaron reportes de casos con lesiones oculares por láseres. En uno, el rayo había provocado un orificio en la pared posterior del ojo de una persona.

"Los láseres de alta potencia son más accesibles que antes. Por eso, no me sorprendería que aumente la cantidad de lesiones", aseguró Toth. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación