Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obesidad, un padecimiento de altos riesgos

Cada vez esta condición afecta a más personas, sus causas son diversas y sus consecuencias pueden ser mortales. Un cambio en el estilo de vida, una buena alimentación y la consulta a tiempo son los factores claves para prevenirla

Obesidad, un padecimiento de altos riesgos

Obesidad, un padecimiento de altos riesgos

Obesidad, un padecimiento de altos riesgos

Desde 2008 los índices de obesidad aumentaron a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial del Salud (OMS). En ese mismo año alrededor de 1,400 millones de adultos (de 20 y más años) tenían sobrepeso y dentro de este grupo, más de 200 millones de hombres y cerca de 300 millones de mujeres eran obesos.

Estas cifras siguen creciendo y alarmando a las autoridades en salud. La obesidad es una enfermedad no transmisible que está teniendo un fuerte impacto en muchas personas en la mayoría de los casos por la inactividad física, el abuso del alcohol y las dietas malsanas.

Según Lissette de Ramos, especialista en nutrición, la obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial prevenible que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa.

La especialista explica que la obesidad se da "cuando la reserva natural de energía de los humanos y otros mamíferos, almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto donde se asocia con numerosas complicaciones como enfermedades y un incremento de la mortalidad".

"La obesidad forma parte del síndrome metabólico siendo un factor de riesgo conocido, es decir predispone, para varias enfermedades, particularmente enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus, osteoartritis, así como a algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales", menciona la nutricionista.

Para la OMS la obesidad es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, que en 2008 fueron la causa principal de defunción; la diabetes; los trastornos del aparato locomotor y algunos cánceres (del endometrio, la mama y el colon).

Las causas de la obesidad son muchas y hasta el día de hoy no han sido comprendidas del todo. Algunas causas son sencillas y otras son complicaciones de salud bastante delicadas que hay que ponerles mucha atención.

Para la nutricionista Lissette de Ramos existen causas genéticas, neuroendocrinológicas, desequilibrio nutricional o ingesta exagerada, uso de medicamentos, suspensión del tabaco, una reacción a una situación emocional conflictiva, entre otras.

"Consumir más calorías de las que uno quema puede llevar a que se presente obesidad porque el cuerpo almacena calorías de grasa que no utiliza", explica la especialista.

Muchos estudios resumen que la causa principal del sobrepeso y la obesidad es el desequilibrio entre calorías consumidas y gastadas, además de la inactividad física. Estos factores tienen resultados fatales para la salud.

La OMS señala que muchos países de ingresos bajos y medianos actualmente están afrontando una "doble carga" de morbilidad resultado de la obesidad,

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) menciona que la obesidad tiene ahora categoría de enfermedad y aboga para poder combatir la que es ya la epidemia del siglo XXI.

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2.8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.

En El Salvador, según la Encuesta Nacional de Salud Familiar (Fesal) 2008, la obesidad se da más en las mujeres de 15 a 49 años con el 25.6 % y el 31.6 % de ellas se encuentra en sobrepeso. Estas cifras son elevadas y concientizan a la población a cambiar los hábitos a alimenticios y el estilo de vida.

Tratamiento adecuado

Para prevenir esta enfermedad y tener una buena calidad de vida es necesario tener un estilo de vida activo y realizar actividad física.

Acudir a un especialista es una de las mejores decisiones que una persona con obesidad puede tomar ya que le recomendarán una dieta y tratamiento adecuado de acuerdo al peso y al organismo. El doctor o nutricionista tiene que tener un buen panorama y debe tener un pleno conocimiento de los antecedentes familiares.

"Al hacer una dieta, la meta principal debe ser aprender nuevas formas saludables de comer y convertirlas en parte de la rutina cotidiana", explica la nutricionista Lissette de Ramos.

"Su nutricionista puede enseñarle acerca de opciones de alimentos saludables, refrigerios, cómo leer las etiquetas nutricionales, nuevas maneras de preparar alimentos y tamaños de porciones", puntualiza la nutricionista.

Es importante que usted no siga dietas que han sido elaboradas para otra persona, ya que cada organismo funciona diferente. Caminar o realizar algún ejercicio cardiovascular es ideal para quemar calorías y bajar el nivel de grasa en el cuerpo.

También es de mucha importancia aprender nuevas maneras de manejar el estrés. Usted tiene la opción de hacer alguna meditación, practicar yoga o natación.

En cuanto a la obesidad ocasionada por hipertiroidosmo las recomendaciones dietéticas destinadas no difieren en absoluto de las del resto de población. Así, en los casos de hipotiroidismo o hipertiroidismo con sobrepeso los especialistas recomiendan la realización de una dieta hipocalórica equilibrada en nutrientes, y adaptada a las características físicas y actividad del paciente.

Recuerde además que el agua es indispensable para el buen funcionamiento del organismo. En este caso le ayudará a eliminar grasa y toxinas, además es importante que siga las recomendaciones médicas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación