Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 nutrientes esenciales en la dieta femenina

En las distintas etapas de la vida, la mujer necesita algunos nutrientes específicos para conservar su salud en buen estado

Los alimentos con ácido fólico, hierro, omega 3, calcio y antioxidantes deben incluirse en el consumo diario.

Los alimentos con ácido fólico, hierro, omega 3, calcio y antioxidantes deben incluirse en el consumo diario.

Los alimentos con ácido fólico, hierro, omega 3, calcio y antioxidantes deben incluirse en el consumo diario.

Aunque no existen alimentos más importantes que otros, hay quienes afirman que hay nutrientes que son básicos en la dieta de las mujeres.

La asesora nutricional Ana Cristina Gutiérrez asegura que uno de los más conocidos es el ácido fólico. Este es especialmente importante en aquellas féminas que se encuentran en edad fértil, puesto que su consumo previene defectos congénitos importantes en el cerebro y columna vertebral del bebé. Además ayuda al crecimiento de los tejidos en el cuerpo.

Para incluirlo en su dieta asegúrese de que sus platillos diarios contengan vegetales verdes, frijoles, garbanzos y frutas cítricas. Además prefiera los cereales y alimentos que vienen fortificados con ácido fólico.

El Omega 3 también es fundamental. Este ácido graso apoya la salud cardiovascular, mejora la presión arterial y contribuye a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, manteniendo los niveles de colesterol en sangre.

En embarazadas promueve la salud cerebral del bebé, al tiempo que protege el sentido de la vista del pequeño en desarrollo. Se puede encontrar en el pescado, el salmón, el aguacate, la linaza y la chía.

Los antioxidantes son moléculas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas.

Estos protegen las células del daño producido por los radicales libres, los cuales se producen cuando el cuerpo degrada los alimentos o por exposición prolongada al humo del tabaco y a la radiación.

Entre los antioxidantes están el beta caroteno, la luteína, el licopeno, el selenio, y las vitaminas A, E y C.

Varios estudios científicos han demostrado que los antioxidantes reducen el riesgo de padecer cáncer, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes, retrasan el envejecimiento prematuro, enfermedades degenerativas y fortalecen el sistema inmunológico.

Para asegurarse de disponer en su organismo de estos beneficiosos elementos debe incluir en su ingesta diaria alimentos como el brócoli, el ajo, los cítricos, el té verde, y los arándanos.

En esta lista también se debe incluir el hierro, dado que el cuerpo lo necesita para producir hemoglobina y mioglobina. La primera se encuentra en los glóbulos rojos y la segunda en las células musculares, y su función es ayudar a transportar oxígeno en el cuerpo.

Además el hierro forma parte de muchas otras proteínas y enzimas.

El hierro se encuentra en carnes rojas, pollo, pescado, frutas secas, huevo, granos enteros, brócoli, espinacas y nueces, por mencionar algunos.

El calcio completa la lista, éste es el mineral más abundante en el cuerpo ya que forma parte de los dientes, los huesos y los tejidos corporales.

Ayuda a formar huesos sanos y prevenir enfermedades, promueve la coagulación de la sangre, colabora en el envío y recepción de señales nerviosas, en la relajación y contracción muscular, así como en la secreción de hormonas y otros químicos.

Lo contienen los vegetales verdes, la leche, el queso, y el yogur. En las etapas de embarazo y lactancia el requerimiento es de cinco porciones diarias. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación