Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nutrición, el mejor producto de belleza

No recomiendan los suplementos o fármacos para el cuidado capilar Es necesaria una dieta balanceada que incluya grasas, proteína y carbohidratos

'Medio aguacate, dos cucharadas de aceite de oliva y medio limón', parece una receta para un suculento aderezo. Sin embargo son los ingredientes de una mascarilla para el cabello, ya que debido a sus propiedades contribuyen a mantenerlo sano de forma natural.

Sin embargo, especialistas en dermatología y nutrición aseguran que para optimizar dichos beneficios, es mejor incluirlos como parte de un plan alimenticio.

"La alimentación juega un rol fundamental en la salud de cada órgano y tejido, y el cuero cabelludo no es la excepción, en ese sentido el cabello es sensible a los cambios que afectan al organismo, de ahí que su aspecto y salud estén directamente relacionados con la alimentación", explicó Guadalupe Argueta, nutricionista de Nutrition Works.

El cabello está formado por una proteína llamada queratina, por ello es necesario consumir alimentos que estimulen su producción, entre ellos, la experta indicó minerales como el selenio, cobre, zinc, biotina, vitaminas A, B6 y B12.

Los alimentos que contienen selenio son el pan, cereales, pescado, huevos, carne de res, lentejas; los que contienen cobre son mariscos, legumbres (frijoles, lentejas, garbanzo), nueces, papa, vísceras (hígado), vegetales de hojas verdes, frutas deshidratadas; los que contienen zinc son carne de res, cerdo, cordero, carne oscura de pollo, nueces, granos enteros, legumbres.

Entre los alimentos que contienen biotina están los cereales, yema de huevo, leche, legumbres, nueces, vísceras, levadura, carne; los que contienen vitaminas B6 y B12 son las vísceras, carne de res, mariscos, leche, huevo, algunos cereales; y la vitamina A se puede encontrar en el pescado, aves de corral, carne de res, lácteos, frutas y verduras (en forma de betacaroteno, o sea con pigmentación roja, naranja o amarilla).

"Lo ideal es ajustar su consumo a las necesidades individuales y si existen enfermedades que requieren un manejo especial de la alimentación se debe consultar con un nutricionista", recomendó.

Las proteínas deberían suponer del 10-15 % de las calorías diarias; los carbohidratos el 55-60 % (sin embargo, los azúcares sencillos no deben pasar del 10 % y las grasas deberían representar un 30 % cada día.

Sobre los fármacos

El mercado ofrece una amplia gama de productos para el cuidado capilar, entre ellos fármacos y suplementos, que según los expertos, no deberían de ser una opción.

"Hay pastillas, vitaminas, que pueden ayudar, pero cuando se tiene alguna deficiencia y según la edad como una mujer después del embarazo (vitaminas), en la menopausia o una persona que tiene alguna enfermedad endocrinológica, que produce caída de cabello", indicó Leana Quintanilla, dermatóloga.

Existen casos en los que atentarían contra la salud, como en personas diabéticas o con problemas de tiroides.

Argueta opinó que tampoco son necesarios, "si la dieta es completa y variada no es necesario incluir suplementos, solo en el caso de desnutrición crónica y con indicación médica", enfatizó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación